Pera – Superfruta rica en Antioxidantes y propiedades digestivas

La fruta de la pera tiene diversas variedades alrededor del mundo, cada una con diversos colores, texturas, sabores y usos. Esto llega a ser muy positivo debido a los increíbles beneficios que proporciona a la salud estas frutas. Incluso se piensa que llega a tener la capacidad para prevenir ciertas enfermedades crónicas debido a su alto contenido en antioxidantes. Sigue leyendo y conoce más sobre los beneficios de la pera.

propiedades y beneficios de la pera

Entre las propiedades nutricionales de las peras destaca su contenido en diversos fitonutrientes, como flavonoides y polifenoles. Por su parte, su contenido en fibra es conocido por ayudar a regular el colesterol en sangre. Estudios también señalan que el consumo de esta fruta posiblemente este relacionado con la prevención del estreñimiento, el colesterol alto, los cálculos renales e incluso la diabetes. Incluso se afirma que puede reducir la inflamación, la raíz de la mayoría de las enfermedades.

Si hablamos nutricionalmente, estas frutas no solo son bajas en calorías, ya que también es una fuente rica en fibra dietética, vitamina C, vitamina K y boro.  Se debe destacar que la pera es una de las frutas de mejor tolerancia, por lo que llega a desencadenar una menor cantidad de alergias.

Esta fruta proviene de distintas especies pertenecientes al género Pyrus, árboles caducifolios conocidos comúnmente como perales. El nombre pera generalmente se utiliza para hacer referencia al fruto comestible producido por el peral común o llamado científicamente como Pyrus communis.

¿Cuáles son los beneficios de la pera para la salud?

Fuente de vitamina C que refuerza el sistema inmunológico

Uno de los beneficios de la pera es proporcionar una dosis bastante apreciable de vitamina C, al igual que el melón cantalupo, la yaca y el camu camu. Este poderoso antioxidante es capaz de combatir el daño producido por los radicales libres. La cantidad de vitamina C que posee una pera fresca de tamaño mediano es de entre un 10 a 12% de las recomendaciones diarias. Algunos de los beneficios que proporciona este nutriente es proteger el ADN, prevenir la mutación celular, mejorar el metabolismo y reparar los tejidos.

Una investigación hecha en el año 2003 y que puso a prueba la actividad antioxidante de la pera reveló que 6 variedades de pera llegaron a tener una cantidad notable de vitamina C. También se señala que los antioxidantes promueven la eliminación de los radicales libres que se acumulan en el cuerpo por el metabolismo celular ( 1 ).

La vitamina C también es un nutriente que beneficia la salud de la piel debido a que tiene un poderoso efecto antienvejecimiento, mejorando la capacidad de renovación celular de la piel. Ayudando a mantener un tejido conectivo saludable, y protegiéndola de una serie de enfermedades infecciosas ( 2 ).

Proporciona antioxidantes

Las peras llegan a contener algunos importantes fitonutrientes, incluyendo polifenoles, flavonoides y ácidos fenólicos. Nutrientes que se encuentran principalmente en la piel de las peras, por lo que no se deben eliminar la cáscara de esta fruta. Estos son capaces de prevenir la formación de enfermedades.

Un estudio en particular puso a prueba la capacidad antioxidante de las peras y manzanas. Se concluyo que las dietas que incluían una mayor cantidad de cáscara de fruta aumentaba los niveles de ácidos grasos saludables y mejoraba la actividad antioxidante en animales de laboratorio, a comparación con las dietas que únicamente consumían solo la pulpa de la fruta ( 3 ).

Las dietas altas en fruta fresca y vegetales, incluyendo las peras, han sido estudiadas por tener efectos antiinflamatorios y capaces de prevenir el cáncer ( 4 , 5 ). Se sabe que esta fruta tiene altos niveles de nutrientes, incluyendo la vitamina C, fitoquímicos y antioxidantes, que le otorgan esta capacidad. La pera incluso llega a ser considerado por muchos como uno de los mejores alimentos antiinflamatorios del mundo.

Las peras también llegan a tener otro nutriente con efectos antioxidantes y anticancerígenos, el glutatión ( 6 ). El glutatión es conocido por ser un “súper antioxidante” que ha sido muy estudiado por su posible capacidad para prevenir el cáncer ( 7 ).

Según el Instituto Nacional del Cáncer, la fruta fresca ha llegado a mostrar efectos positivos en la prevención del cáncer, reducción de la inflamación, disminución del daño oxidativo y mejora en los niveles antioxidantes ( 8 ). El consumo de frutas y verduras frescas también es una manera de desintoxicar el cuerpo de las sustancias dañinas y toxinas que pueden afectar nuestra salud. Llegando a ser muchas las entidades que cada año señalan la importancia de un mayor consumo de frutas y verduras sin importar la edad.

Aumenta la Saciedad y la Pérdida de Peso

Diversas entidades a nivel mundial han señalado que una ingesta adecuada de frutas y verduras puede prevenir la obesidad. Llegando a afirmarse que mientras mayor sea el consumo de frutas y verduras frescas menor será la probabilidad de aumentar el peso corporal, además de aumentar la capacidad para mantenerse saludable ( 9 ). Muy probablemente esto se deba a que las frutas y verduras son ricas en nutrientes, a la par que tiene un bajo contenido en calorías, satisfaciendo las necesidades de comer pero sin llegar al exceso. La pera es un bocadillo que llega a ser saciante e hidratante, fácil de llevar durante un día ajetreado.

Apoya la salud del corazón

Uno de los beneficios de la pera es ayudar a proteger su corazón debido a su contenido en antioxidantes, vitaminas y fibra. Se debe destacar que un mayor consumo de frutas ha sido relacionado con una menor tasa de padecer una enfermedad cardíaca. Estudios también han encontrado una correlación entre una dieta rica en frutas y verduras y una reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Esta capacidad probablemente se deba a la presencia de poderosos fitoquímicos antioxidantes. Compuestos que ayudan a mantener unas arterias limpias, prevenir el estrés oxidativo y disminuir la inflamación ( 10 ). La pectina en esta fruta también es útil para reducir los niveles de colesterol de forma natural.

La “Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health” realizo un seguimiento por 15 años a adultos. Al finalizar este estudio se encontró que una mayor ingesta de frutas y verduras  produjo una reducción del riesgo de padecer una muerte debido a males como el cáncer y enfermedad cardiovascular. Un resultado que apoya la recomendación general de aumentar el consumo de frutas y verduras en la dieta diaria, de 5 a 9 porciones al día ( 11 ).

Mejora la digestión y puede combatir el estreñimiento

La pera es un alimento rico en fibra capaz de prevenir o tratar algunos problemas digestivos. Se puede destacar que un mayor consumo de fibra puede ser un remedio natural para tratar el estreñimiento. La salud digestiva también parece ser beneficiada por el contenido en pectina de la pera. La pectina es un diurético natural y llega a tener un ligero efecto laxante. Llegando a ser las peras enteras, incluyendo la piel, una manera de regular las deposiciones.

Un hecho a destacar es que el mayor consumo de esta fruta se correlaciona con una adecuada digestión. También se debe destacar que los fitonutrientes de las peras llegan a proteger a los órganos digestivos del daño producido por el estrés oxidativo. Incluso se ha señalado que un mayor consumo de peras puede ser un remedio y tratamiento natural para los que sufren de hemorroides ( 12 ).

Puede prevenir la diabetes

Investigadores señalan que ciertos flavonoides en las frutas, incluyendo las que se encuentran en peras, mejoran la sensibilidad a la insulina. Un hecho clave para prevenir e incluso tratar la diabetes. Un estudio que duro 20 años hecho por el “Centers for Disease Control and Prevention” realizo un seguimiento a más de 9,000 adultos de entre 25 a 74 años. Este señaló que cinco a más porciones diarias de frutas y verduras puede reducir el riesgo de padecer diabetes ( 13 ).

También se sabe que la pera es un fruto de bajo índice glicémico. El alto contenido de fibra en las peras también permite liberar el azúcar de manera lenta en el torrente sanguíneo, permitiendo una carga glucémica muy baja.

Potencial anticancerígeno

Los antioxidantes presentes en frutas, como las peras, llegan a tener un poderoso efecto anticancerígeno14 ) La Dra. Margaret E. Wright y un grupo de investigadores señalaron que la ingesta de peras ha sido relacionada con un menor riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón ( 15 ).

La “International Journal of Cancer” también publico una investigación que señaló que el consumo de frutas, como las peras, disminuyen el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. ( 16 ). Sin embargo, aún se requiere de una mayor investigación científica para apoyar este posible benefico.

Share on: