Alimentos con azufre y su importancia en la salud

El azufre es uno de los minerales necesarios para que nuestro organismo pueda cumplir sus funciones vitales. Si bien este mineral muchas veces es olvidado, debes saber que desempeña varias funciones importantes, como lo es desintoxicar y combatir las bacterias dañinas del cuerpo. Además, llega a ser necesario para tener un tejido conectivo saludable (piel) y mantener su integridad estructural. Este es un mineral que está presente en los diferentes tejidos del cuerpo, pero llega a ser necesario su consumo mediante los alimentos con azufre para prevenir problemas de salud.

Alimentos con azufre a incluir en la dieta

Conocer y consumir los alimentos ricos en azufre es importante, ya que este mineral ayuda a mantener un equilibrio de los minerales en el cuerpo. Por lo general, las carnes ricas en proteínas son la principal fuente de azufre, debido a su gran biodisponibilidad. Es por esta razón que las personas que tienen una dieta vegetariana pueden desarrollar una deficiencia de este mineral; llegando a ser importante que integren fuentes de este mineral a su dieta. Entre los alimentos que poseen azufre podemos mencionar:

  • Espárragos
  • Aguacate
  • Arandanos
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Repollo
  • Zanahorias
  • Queso
  • Cerezas
  • cebollino
  • Coco
  • Ajo
  • Uvas
  • granos
  • col rizada
  • Puerros
  • Las legumbres
  • La proteína de la carne
  • Mostaza
  • Frutos secos y semillas
  • Cebollas
  • Pak Choi
  • Perejil
  • Rábanos
  • Pimientos rojos
  • Nabo sueco
  • Chalote
  • acelgas
  • Tomates
  • Nabos
  • Berro
alimentos con azufre
Una dieta con alimentos con azufre es necesarios para uan piel saludable

Las verduras crucíferas:

Entre los alimentos con azufre se puede destacar a las verduras crucíferas; como la coliflor, el brócoli, el repollo, las coles de Bruselas, la col rizada, nabos y berros. Estas verduras también destacan por tener un alto contenido en glucosinolatos, responsables de su sabor ligeramente amargo y aroma picante.

Son muchos los estudios que indican que los glucosinolatos pueden reducir el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer. Sin embargo, las personas que sufren de hipotiroidismo deben controlar su consumo, y cocinar bien las verduras crucíferas para reducir su contenido en glucosinolatos. Esto se debe a que posiblemente inhibe la captación de yodo. Si bien aún no existen las pruebas suficientes sobre este efecto sobre el yodo (mineral importante para las personas con hipotiroidismo), en estos casos, lo mejor es controlar su consumo.

Lentejas:

Las lentejas tienen la capacidad de bajar los niveles de colesterol ya que son muy ricas en fibra insoluble, sustancia capaz de reducir la absorción de grasas en el cuerpo. Este tipo de fibra también es un poderoso desintoxicante ya que ayuda a liberar al organismo de las impurezas y es un regulador del funcionamiento intestinal.

Se piensa que las lentejas también pueden reducir los síntomas premenstruales, dado su contenido en lignanos, que tienen un funcionamiento muy similar al de los estrógenos. Además, muchos estudios señalan que la lenteja puede ayudar a controlar la diabetes ya que las fibras que posee regulan el azúcar en la sangre. También es rico en hierro, por ello, ayuda a prevenir la anemia.

Frijoles:

Los frijoles también son alimentos con azufre. Además, al ser una fuente muy rica en proteínas tiene como uno de sus beneficios, promover unos tejidos saludables (huesos, dientes, órganos, piel y músculos). También se debe resaltar que puede prevenir la aparición de caries y ayuda en el cuidado general de los dientes.

El consumo de frijoles puede ayudarte a controlar el peso, dado a la cantidad de fibras que posee, ya que aumenta la sensación de saciedad. La fibra soluble también se caracteriza por evitar el estreñimiento, controlar la diabetes mediante la reducción de azúcar en la sangre y prevenir el cáncer, problemas cardiovasculares y otras enfermedades degenerativas.

También es capaz de prevenir la anemia, gracias a las altas cantidades de hierro, zinc, magnesio y azufre que posee. De esta manera, ayuda a mejorar las reacciones químicas y promueve unos huesos, cerebro y músculos saludables.

Carne y frutos secos:

Por lo general, aquellos alimentos que poseen proteínas como el pescado, pollo, carne, frutos secos y verduras, también son ricos en azufre. Esto se debe a su alto contenido en aminoácidos, como la cisteína y metionina, compuestos que poseen azufre dentro de su composición.

También se debe resaltar que los aminoácidos requieren del azufre para poder producir proteínas. Estas a su vez son importantes para que se puedan llevar a cabo las diferentes reacciones químicas del cuerpo.

Frutas:

Entre las frutas que pertenecen al grupo de alimentos con azufre se puede mencionar al coco, aguacate, piña, plátano, sandía, uva, pomelo, melón, melocotón, naranja, kiwi y fresas. Una de las frutas que posee un gran contenido de azufre en su composición, es el aguacate.

Productos lácteos:

Los productos lácteos no solo son poseedores de proteínas, sino que además tienen un alto contenido en azufre. Este grupo de alimentos esta conformado por la leche, el yogur, el queso y la crema agria.

Las cebollas y ajos:

Otros de los alimentos ricos en azufre son el ajo, la cebolla, puerros y cebolletas. Un estudio realizado en animales sobre estos alimentos, destaco la presencia de diversos compuestos orgánicos con la capacidad para inhibir la formación de cáncer de esófago, colon, pulmón y mama.

Huevos:

Los huevos son otra fuente de proteínas, que debe estar incluido en la lista de alimentos con azufre y albúmina. Una yema de huevo nos da aproximadamente 0.016 mg de azufre, mientras que la clara contiene unos 0.195 mg.

Si bien hace algunos años se pensaba que el huevo era dañino debido a su alto contenido en colesterol, en la actualidad se piensa que puede prevenir la aparición de infartos cardíacos. La Universidad de Harvard, realizo un estudio en 1999, donde no se pudo observar una alteración en los niveles de colesterol con el consumo de huevos.

Según expertos, solo las personas que sufren de altos niveles de colesterol en la sangre deben limitar el consumo de huevos a dos o tres unidades a la semana

Funciones del azufre

  • Ayuda en la formación de los músculos y en el mantenimiento del cabello y la piel;
  • Es necesario para la síntesis de colágeno y queratina;
  • Suministra oxígeno al cerebro, ayudando a mantener un correcto funcionamiento de las funciones vitales;
  • Promueve una adecuada secreción de bilis en el hígado;
  • Ayuda a construir los tejidos;
  • Trabaja junto al complejo B para promover la salud de los nervios;
  • Mejora la respiración de los tejidos;
  • Colabora en la prevención y tratamiento de enfermedades cutáneas
  • Ayuda a mantener un cabello y uñas saludables;
  • Favorece al transporte y equilibrio de los minerales en el cuerpo;
  • Promueve un correcto metabolismo de las grasas y carbohidratos.

Recomendaciones diarias de azufre

Si bien no existe una recomendación diaria sobre la ingesta de azufre, muchas instituciones recomiendan el consumo de 800 a 900 mg de azufre al día. Además, aquellas personas que sufren de artritis y trastornos hepáticos, deben aumentar la ingesta a unos 1.500 mg. al día. Esto se puede hacer mediante el consumo de suplementos como el metilsulfonilmetano o MSM. Sin embargo, el consumo de suplementos debe ser consultado con un profesional en la salud.

Recomendaciones

Los alimentos ricos en azufre no deben ser almacenados por largos periodos de tiempo y lo mejor es que se consuman cuando aun están frescos. Esto se aplica a las frutas, verduras y productos lácteos, ya que estos te proporcionan una mayor concentración de azufre cuando aún están crudos y frescos. Esto se debe a que la cocción puede destruir un gran porcentaje del azufre en estos alimentos.

Esto no se aplica al huevo y las carnes ya que no pueden ser consumidos crudos. Sin embargo, no tienes que preocuparte ya que la cantidad de azufre en su composición aún sigue siendo alta después de la cocción.

Exceso de azufre

El azufre rara vez resulta siendo toxico para el cuerpo, sobre todo si se consume a través de los alimentos. Sin embargo, su consumo en exceso puede producir una serie de efectos secundarios como las náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento y dolor de cabeza. Si tienes una dieta balanceada, no tienes que preocuparte demasiado por su consumo, pero en caso de observar algunos síntomas adversos, debes consultar tus problemas con un médico.

4
Sending
User Review
4.5 (6 votes)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.