Verduras para bebes: Como introducirlas en su alimentacion

Durante el primer año de vida del bebé, la leche debe de ser su principal alimento. Hasta los seis meses cubrirá las necesidades nutritivas del niño, aunque entre los cuatro y los seis meses se puede empezar a introducir otros alimentos, siempre siguiendo las indicaciones del pediatra. El pequeño tiene que ir descubriendo nuevos alimentos y sabores. Es la hora de las frutas y las verduras. En este articulo conoceras sobre las verduras para bebes y como enseñarles a consumirlas.

verduras para bebes

Verduras para bebes: Primeras papillas

Las primeras papillas de verduras deben ser hechas con aquellas más dulces y no demasiado ricas en fibras. Son muy adecuadas las zanahorias, los calabacines, las patatas, las calabazas y las judías verdes que, normalmente, todas estas son muy bien aceptadas por los bebés. En los siguientes purés se introducirá el puerro, el tomate y el guisante.

Estos purés se preparan con la verdura cocida y al principio deben ser muy fluidos, como una crema muy fina. Las primeras veces es mejor no mezclar muchas verduras (entre una y tres) para detectar mejor alergias. Si no se manifiestan alergias, en varias semanas se podrán preparar papillas combinando más verduras. Desde el inicio se condimentarán con un toque de aceite de oliva virgen.

A los purés se les puede añadir también cereales sin gluten para aportarles un extra de nutrientes, como más hierro, ya que purés con pocas verduras resultan menos nutritivos. Es normal por esto que al principio el pequeño pida leche poco después de comer. El primer mes, se empezará con una papilla al día, y el resto de comidas se mantendrá la leche. Poco a poco se irá aumentando el número de purés diario.

Con el paso del tiempo, se introducirán otras verduras nuevas que aportan nutrientes y fibras beneficiosos para los pequeños, pero que al principio no pueden digerir bien, por la poca madurez de su sistema digestivo. A los 12 meses es buen momento para empezar con otras como: espinacas, col, repollo, remolacha, acelgas, nabo, espárragos. Progresivamente, los purés se irán espesando hasta darles la verduras ya en trocitos a partir de un añito más o menos.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.