Alimentos prohibidos para el hígado graso y consejos a saber

El hígado es el órgano interno de mayor tamaño y juega un papel fundamental en la digestión y el metabolismo de los alimentos. Además, se encarga de almacenar la energía y también de depurar las toxinas. Este órgano es de vital importancia para evitar ciertas patologías que producen diversos síntomas adversos en nuestro cuerpo. Una de estas afecciones es el hígado graso o esteatosis hepática, mal que cada día afecta a un gran número de personas.  Siendo importante mantener un control sobre lo que denominaremos como alimentos prohibidos para el hígado graso y que conoceremos en este artículo.

alimentos prohibidos para el higado graso

El hígado graso o también conocido como esteatosis hepática es una enfermedad que se produce por la acumulación de grasas en el hígado. Por lo general, una recomendación muy importante cuando padeces de este mal es llevar una dieta sana que te ayude a controlar las grasas y bajar de peso.

¿Qué significa tener el hígado graso?

Como se mencionó al principio, tener hígado graso indica que este órgano está acumulando grasa dentro de los hepatocitos o células hepáticas. Este es un problema que puede ser de origen alcohólico y no alcohólico. En el primer caso, el consumo exagerado de alcohol puede generar este padecimiento. Mientras que en el segundo caso se produce por otros factores como los malos hábitos alimenticios, el sobrepeso, diabetes, resistencia la insulina, aumento del colesterol y triglicéridos, entre otros.

Cuando el hígado graso no es derivado de la ingesta de alcohol, se pueden mencionar principalmente dos tipos:

  • Hígado graso simple. Existe grasa en el hígado, la inflamación es poca o ninguna. Tampoco hay evidencia de daño celular ni de complicaciones en la estructura del hígado.
  • Esteatosis hepática. Aparte de la acumulación de grasas, se presenta un daño e inflamación en las células hepáticas, generando una fibrosis en el hígado. La esteatosis puede desencadenar problemas mayores como la cirrosis o cáncer de hígado.

¿Cuáles son los alimentos prohibidos para el hígado graso?

Ningún tratamiento farmacológico puede solucionar por completo esta enfermedad, aunque si se puede revertir hasta un punto aceptable. Sin embargo, se ha llegado a la conclusión que el solo hecho de bajar de peso puede tener una relación con la disminución de la grasa en este órgano. Es por esta razón que aparte de los medicamentos e indicaciones del médico, es necesario llevar una dieta específica que elimine los alimentos prohibidos para el hígado graso. Continúa leyendo y conoce cuáles son estos alimentos.

Alimentos grasosos

El hígado graso es una enfermedad que no permite digerir bien los alimentos que tienen mucha grasa. Es por esta razón que entre los alimentos prohibidos para el hígado graso se debe destacar el consumo de alimentos grasos, siendo necesario evitar su consumo o reducirlo al mínimo. La grasa de estos alimentos también contribuye con el aumento de peso, y el sobrepeso no es beneficiosos para todo aquel que sufra de hígado graso. Entre los alimentos altos en grasa a evitar se destaca principalmente las frituras, los quesos grasos, los lácteos, carnes grasas, etc. Por su parte, los alimentos con grasa buena como las que podemos encontrar en el aguacate, las nueces y otros, pueden consumirse mas no en exceso.

Alimentos que tienen índice glucémico elevado

Los alimentos que tienen un alto índice glucémico o los que liberan mucha azúcar en la sangre afectan marcadamente al hígado. Los alimentos a incluir en este grupo y que deben consumirse moderadamente son: las pasas, papas, derivados del maíz, pan blanco, yogurt con sabores, helados, chocolate y la comida que es rica en carbohidratos simples.

Granos procesados

Entre los alimentos prohibidos para el hígado graso se debe incluir los granos procesados y deben sustituirse en su totalidad por granos integrales. De esta manera, nos aportará un contenido más elevado de fibra. Esto se debe a que este componente ayuda a controlar las concentraciones de glucosa y colesterol. Cuando estos dos valores disminuyen se puede revertir hasta cierto punto.

Alcohol

El alcohol favorece a la acumulación de grasa en los hepatocitos. Cuando esta grasa se acumula más allá de los límites que puede soportar las células hepáticas, estas se inflaman hasta formar cicatrices en el tejido hepático. Esto produce que la circulación sanguínea se obstaculize, provocando un daño permanente. Por todo esto, la ingesta de alcohol debe ser mínima y si ya sabes que tienes hígado graso lo mejor es abstenerse de esta sustancia, ya que resultaría siendo muy toxica para este órgano.

Otros alimentos prohibidos para el hígado graso

Otros alimentos que pueden irritar el hígado y empeoran la condición son los siguientes:

  • Los mariscos.
  • Las comidas picantes.
  • El chocolate.
  • La repostería industrial, ya que sólo se debe admitir la casera elaborada con harinas integrales.
  • Comida rápida.
  • Los alimentos con mucho sodio.
  • Alimentos procesados.
  • Las cremas, salsas y aderezos.
  • Lácteos enteros.
  • Las frutas malas para el hígado en estos casos serían las que tienen un alto índice glucémico como las pasas, sandia, plátano y otros.

¿Qué hacer si tienes el hígado graso?

Si sospechas que tienes hígado graso, debes acudir inmediatamente al médico para que evalué tu estado, la gravedad y la causa de tu condición. En caso de que este sea producido por unos hábitos alimenticios deficientes, es importante que cambies la manera en que te alimentas para así poder eliminar las toxinas del hígado y que este pueda sanar.

Esta dieta debe estar integrada por alimentos sanos y que no irriten ni sobrecarguen al hígado de grasa. Los alimentos que ayudan a mejorar al hígado son:

  • Alimentos con mucha fibra
  • Las verduras
  • Frutas frescas con bajo índice glucémico
  • Carnes magras
  • Alimentos integrales

Medidas para revertir el hígado graso

  • Hacer ejercicios.
  • Consumir los medicamentos recomendados por tu médico.
  • Cocina usando técnicas libres de grasa, platos horneados, a la plancha o al vapor.
  • Las frutas y verduras deben comerse fresca y no congeladas.
  • Puedes usar un poco de aceite de oliva, pero evita calentarlo. Lo Mejor es usarlo naturalmente en ensaladas.
  • Mantén tu cuerpo hidratado tomando mucha agua.
  • Come de 4 a 5 veces al día y evita picar entre comidas.

Si evitas los alimentos prohibidos para el hígado graso, realizas cambios en tu rutina y sigues las indicaciones del médico, puedes mejorar tu estado de salud. Aunque esto implica fuerza de voluntad y esfuerzo, vale la pena.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.