Alimentos para prevenir el Alzheimer y que protegen tu cerebro

En la actualidad, son muchas las investigaciones hechas sobre la influencia de los alimentos en el riesgo de padecer Alzheimer. Sin embargo, aún no se puede decir a ciencia cierta que los componentes de los alimentos son la causa o previenen esta enfermedad. Esto se debe a que las investigaciones hechas sobre los alimentos para prevenir el alzheimer, hasta la fecha aún son limitadas, pero llegan a ser muy prometedoras.

alimentos para prevenir el alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad progresiva que ocasiona la degeneración de las células nerviosas en el cerebro y la disminución del tamaño de masa cerebral. Entre los síntomas ocasionados por esta enfermedad podemos mencionar, la pérdida de memoria, desorientación y deterioro intelectual y personal.

Se piensa que existe una relación directa entre la oxidación y un mayor riesgo de sufrir Alzheimer. Esto se debe a que el cerebro es un órgano donde se desarrolla una gran actividad metabólica. Esta actividad a su vez genera la aparición de radicales libres y moléculas de oxígeno tóxicas para el tejido celular. Si a esto le  añadimos los radicales libres y la oxidación producida por las infecciones, lesiones celulares, tabaquismo y contaminación, nos podemos ver ante un daño muy serio a nuestra masa encefálica.

Por otro lado, existen estudios que señalan como los alimentos para prevenir el Alzheimer son aquellos que poseen propiedades antioxidantes. Esto se debe a que existe una fuerte vinculación entre esta enfermedad y los procesos oxidativos e inflamatorios. Aunque, los investigadores aún desconocen si la oxidación es una causa o efecto de esta condición, o ambos.  Estos procesos pueden provocar o agravar los problemas en la señalización de las células neuronales y la muerte de estas células.

¿Realmente existen los alimentos para prevenir el Alzheimer?

Los alimentos para prevenir el Alzheimer, por lo general son una fuente de nutrientes antioxidantes. A continuación conoceremos algunos de los nutrientes que parecen prevenir esta enfermedad:

Vitamina E y vitamina C

Se piensa que los alimentos para prevenir el Alzheimer son aquellos que poseen nutrientes antioxidantes como la vitamina E y C. Esto se debe a que estos nutrientes, en especial la Vitamina E, son utilizados como líneas de defensa para reducir el estrés oxidativo. No es de extrañar, que sean muchos los estudios que intentan averiguar el funcionamiento de estas vitaminas en la prevención de este mal.

La vitamina E es un nutriente con un gran capacidad antioxidante que combate los radicales libres, inmediatamente después de que se generan. Además de tener una poderosa propiedad antiinflamatoria.

Por su parte, la vitamina C es un nutriente antioxidante que circula por nuestro organismo y que tiene como una de sus funciones, combatir los radicales libres y la oxidación, aunque con una menor capacidad antioxidante a comparación de la vitamina E. Este nutriente también tiene la función de ayudar a restaurar el adecuado funcionamiento de la vitamina E y mantener su capacidad antioxidante.

Investigaciones sobre la vitamina E y C y su capacidad para reducir el riesgo de alzhéimer

Los estudios dicen que los nutrientes antioxidantes, en especial la vitamina E, pueden proteger nuestro cerebro de la oxidación e inflamación. La revista “Brain Research”, publicó un estudio en 1995, donde se notó como los roedores que fueron alimentados con suplementos antioxidantes, mejoraron su capacidad de aprendizaje y memoria, a comparación con un grupo control.

Por su parte la “Journal of Neuroscience”, presento una investigación sobre el efecto que tenía la  suplementación con fresas, espinacas o vitamina E en ratas. Los investigadores señalaron como estos pudieron retrasar la mala señalización neuronal y el déficit cognitivo relacionado con la edad.

Las investigaciones hechas en humanos sobre este tema son limitados y muchos de ellos no son bien aplicados. Un estudio hecho por el “Departamento de Epidemiología y Bioestadística del Centro Médico Erasmus” en Países Bajos, concluyo como una alta ingesta de vitamina C y vitamina E fue capaz de reducir el riesgo de padecer Alzheimer. Esta conclusión fue hecha después de hacer un seguimiento por 6 años a pacientes de al menos 55 años.

Estos resultados contrastan con un estudio publicado por la revista “Archives of Neurology”, donde se hizo un seguimiento a 987 ancianos libres de enfermedades mentales por 4 años. Este estudio no encontró relación entre el consumo de estas vitaminas, a través de alimentos o suplementos, con un menor riesgo de desarrollar Alzheimer. Sin embargo, debemos señalar que las dosis que se utilizó en este estudio fueron demasiado bajas a comparación con la utilizada por el centro médico Erasmus.

Entre las principales fuentes de este nutriente,  podemos señalar los aceites vegetales, nueces, almendras y semillas. También se puede encontrar en cantidades moderadas en los granos integrales, yema de huevo, algunas verduras y las frutas.

Pescado y los ácidos grasos omega 3

Entre los alimentos para prevenir el Alzheimer podemos mencionar las fuentes de ácidos graso omega 3. Este tipo de ácidos grasos, son un tipo de grasa poliinsaturada que se encuentra en el pescado. Un hecho sorprendente, es que uno de estos ácidos grasos omega 3, es el principal componente de los fosfolípidos presentes en la membrana cerebral. Este es el ácido docosahexaenoico o DHA.

El DHA es un ácido grado omega 3, que está disponible principalmente en el pescado. Sin embargo, también se puede sintetizar en pequeñas cantidades, a partir de los ácidos grasos omega 3 alfa-linolénico  y eicosapentaenoico. Estos se pueden conseguir ingiriendo pescado, aceites vegetales y nueces.

Una investigación hecha por el “Departamento de Bioquímica y Nutrición de la  Universidad Técnica de Dinamarca”, señalo como los ácidos grasos omega 3 pudieron mejor la capacidad de aprendizaje y la memoria en ratas de laboratorio.

Según la “División de Ciencia de los Alimentos del Instituto Nacional de Salud y Nutrición” de Japón, indico como el consumo de omega 3 pudo reducir el daño oxidativo. Como mencionamos al principio de este artículo, existe una clara relación entre la oxidación y el Alzheimer.

Por su parte la revista “Lipids” presento un estudio donde se notó claramente como los pacientes con Alzheimer tenían niveles más bajos de omega 3 en el plasma y los tejidos cerebrales.

Son muchos los estudios que señalan los posibles beneficios del omegas 3 en personas con Alzheimer o que quieren prevenir esta enfermedad. Sin embargo, se debe señalar que aún se necesita de más investigaciones para poder atribuir este beneficio.

Las grasas malas y como puede ser un causante del Alzheimer

Existe mucha evidencia acerca de cómo el consumo de grasa malas pueden aumentar las probabilidades de sufrir de Alzheimer. Entre las grasas malas se pueden mencionar las grasas  trans y las insaturadas, que se obtienen de los aceites vegetales parcialmente hidrogenados. Estas grasas son utilizadas en la industria alimentaria para producir comidas empaquetadas.

Este tipo de grasas llegan a aumentar excesivamente los niveles de colesterol en la sangre. Esto por su parte, puede desencadenar un futuro problema de Alzheimer. Si bien,  hasta la fecha, aún se desconoce cómo influye, pero las evidencias científicas parecen mostrar esta realidad.

Un estudio publicado por la “Behavioral Neuroscience”,  señalo como los animales que tenían un alto consumo de grasas y colesterol tuvieron un mayor deterioro de la capacidad de aprendizaje y memoria, a comparación con aquellos animales con una dieta control.

Si hablamos de estudios en humanos, la revista “Neuroepidemiology” público un estudio hecho a 444 hombres finlandeses. El resultado de esta investigación fue que las personas que tuvieron elevados niveles de colesterol en la sangre en la mediana edad, pudieron aumentar el riesgo de padecer Alzheimer en la ancianidad hasta por 3 veces.

Por su parte la “Archives of Neurology” dio a conocer un estudio donde se vio como el alto consumo de grasas saturadas duplico las posibilidades de desarrollar esta enfermedad. Los investigadores también señalaron que la ingesta moderada de grasas trans pudo duplicar e incluso triplicar este riesgo.  Por el contrario, una dieta rica en grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, pudieron reducir las posibilidades de sufrir Alzheimer.

¿Que usar suplementos o alimentos de estos nutrientres?

Los estudios sobre el uso de suplementos vitamínicos de vitamina E y C no son muy alentadores. Solo un estudio presentado por la revista “Alzheimer Disease and Associated Disorders” mostró una reducción del riesgo de padecer este mal. Sin embargo, esto se puede deber a que los suplementos de vitamina E, por lo general solo poseen alfa-tocoferol, una forma de vitamina E.

Si bien el alfa-tocoferol es una forma de Vitamina E que presenta mayores propiedades antioxidantes, otros componentes como la gamma-tocoferol (otra forma de vitamina E) puede ayudar debido a su poderosa propiedad antiinflamatoria.

Muchos piensan que solo es necesario el consumo de alfa-tocoferol. Sin embargo, esto parece ser desmentido en un estudio hecho por el Departamento de Ciencias Quirúrgicas de la Universidad de Uppsala. Esta investigación señalo como la ingesta de las 8 formas de tocoferol en combinación pueden reducir el estrés oxidativo y la inflamación a comparación del uso único de suplementos de alfa-tocoferol. Algo que se puede conseguir mediante una dieta balanceada.

Ningún estudio hecho en humanos ha probado que exista una relación entre el consumo de cápsulas de aceite de pescado y un menor riesgo de desarrollar esta enfermedad degenerativa. Sin embargo, se están realizando algunos ensayos clínicos para examinar el efecto terapéutico de estas capsulas en pacientes con Alzheimer.

Importancia de buenos hábitos alimenticios

Todos debemos tener en cuenta que la capacidad de los nutrientes para prevenir el Alzheimer, se centran principalmente en el consumo de alimentos y una dieta balanceada, en lugar de los suplementos vitamínicos.

Muchos de los estudios mostrados en este artículo sobre los alimentos para prevenir el alzheimer, muestran una evidencia muy convincente.  Es por esta razón que tu dieta debe ser rica en alimentos con vitamina E, vitamina C, ácidos grasos omega 3 y grasa insaturada.

Después de escuchar todas estas razones seguramente incluirás en tu dieta los siguientes alimentos para prevenir el alzheimer:

  • Aceite de oliva extra virgen
  • Nueces
  • Almendras
  • Pescados azules como el atún, sardinas, salmón.
  • Semillas de girasol
  • Bayas
  • Frutas Cítricas
  • Espinacas
  • Frutos secos
  • Manzanas
  • Acelgas
  • Legumbres
  • Huevos

Asimismo, te debe resaltar la importancia de limitar la ingesta de alimentos con grasas saturadas y trans, si quieres prevenir esta enfermedad degenerativa. Entre estos alimentos te podemos mencionar las carnes procesadas, mantequilla, helados, productos horneados, margarinas con aceites parcialmente hidrogenados, entre otros.

Fuentes:

https://www.alz.org/espanol/about/que_es_la_enfermedad_de_alzheimer.asp

https://www.esalud.com/alzheimer/

[irp]

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.