Sign In

Remember Me

Alimentos para mejorar la memoria y concentración del cerebro

Consumir alimentos para mejorar la memoria nos ayudara a prevenir cambios violentos en nuestro cerebro, haciendo que este sea más activo e incluso prevenir su envejecimiento. En esta dieta se debe incluir necesariamente alimentos con antioxidantes, ya que es una de las maneras en que se puede prevenir las enfermedades degenerativas como el Alzheimer y Parkinson, ambas muy relacionadas con la excesiva producción de radicales libres en nuestro cuerpo.

alimentos para mejorar la memoria

Los alimentos para mejorar la memoria son especialmente necesarios para niños y para prevenir el envejecimiento del cerebro

También debemos tener en cuenta el no saltarnos las comidas, esto se aplica especialmente al desayuno, ya que el rendimiento de nuestro cerebro se puede ver comprometido debido a la falta de glucosa e incluso conducir a la fatiga mental. Si podemos consumir cinco comidas al día sería lo ideal, estas deben de consumirse dejando un intervalo de tres horas, sin saltarse ninguna comida.  A continuación te presentamos los alimentos para mejorar la memoria.

Alimentos para mejorar la memoria

Glucosa

Entre los alimentos para mejorar la memoria se encuentran aquellos que contienen glucosa ya que esta sustancia vela por un correcto funcionamiento de las neuronas, por el contrario sufrir de hipoglucemia (falta de glucosa en nuestro cuerpo) puede llegar a comprometer el razonamiento, la atención y la concentración. En casos más extremos, incluso puede conducir a un estado de coma. Las mejores fuentes de glucosa son los cereales integrales, frutas y verduras.

Zinc

Este mineral también está presente entre los alimentos para mejorar la memoria debido a que regula el funcionamiento del cuerpo, actuando sobre la actividad neuronal, concentración y memoria, además de esto es un gran desinflamante. El zinc también tiene la función de proteger a nuestras neuronas de los radicales libres y ayuda a preservar sus membranas, contribuyendo a un mejor intercambio de información entre ellas. Usted puede encontrar zinc en la carne, ostras, huevos, productos lácteos, cangrejo y el hígado.

También te recomendamos leer:  Que tomar para el dolor de estomago y consejos que te serán utiles

Selenio

Diferentes estudios han demostrado que el selenio tiene un impacto en el funcionamiento del cerebro, ya que una ausencia de este mineral puede causar alteraciones en la actividad de los neurotransmisores (sustancias producidas por las neuronas cuya función es la de intercambiar información de una célula a otra) e incluso pueden sufrir cambios bruscos de humor. El selenio también forma parte en la producción de sustancias como la serotonina, dopamina y acetilcolina, todos siendo fundamentales para una eficiente comunicación entre las neuronas y el buen funcionamiento del cerebro. Los alimentos para mejorar la memoria ricos en selenio son los granos, ajo, carne, mariscos, nueces, nuez, avellanas y aguacate.

Hierro

La función de este mineral es la de transportar el oxígeno a los tejidos, incluyendo al cerebro. Cuando los niveles de hierro se ven mermados, la producción de oxígeno también se ve reducido causando una sensación de fatiga, mala concentración, apatía, pérdida de memoria y de atención. Las fuentes de hierro se separan en aquellos que provienen de origen animal y vegetal, siendo el primer grupo los de mejor absorción por el cuerpo. Las fuentes de origen animal son las carnes roja (siendo las mejores opciones las vísceras, el hígado, riñón y corazón), aves, pescados y mariscos crudos. Entre los alimentos para mejorar la memoria con hierro de origen vegetal, destacan principalmente aquellas verduras con hojas de color verde oscuro, frijol, garbanzo, guisantes, lentejas y granos integrales.

Fosforo

Este mineral es esencial para que nuestro cerebro funcione correctamente, ya que actúa en la constitución de la membrana celular. El fosforo debe estar presente principalmente en la alimentación de los estudiantes, ya que es un nutriente que evita la sobrecarga del cuerpo debido a una excesiva actividad mental. Las principales fuentes de fósforo son la leche, carne de res, pollo, pescado, huevos, cereales, legumbres, frutas, té y café.

La vitamina E

Esta vitamina es un antioxidante natural y su deficiencia puede causar que las fibras nerviosas se vean dañadas, pero no solo esto ya que también está relacionada con algunos trastornos neurológicos como la disminución de los reflejos y del sentido vibratorio, e incluso puede causar una falta de concentración para realizar las tareas cotidianas. Son una fuente de vitamina E, los aceites vegetales, cereales y verduras frescas.

También te recomendamos leer:  Alimentos saciantes y su ayuda para mantener un peso saludable

La vitamina C

Forma parte de las vitaminas antioxidantes y participa en la actividad neuronal, razón por la cual es importante para la memoria y concentración. Lo alimentos ricos en vitamina C son los cítricos, el kiwi y las acerolas.

La vitamina B1 (tiamina)

La vitamina B1 es esencial para la metabolización de hidratos de carbono, siendo esta la principal fuente de energía celular. Una deficiencia de esta vitamina puede causar daños en el metabolismo cerebral, como lo que sufren los alcohólicos y drogadictos. Las fuentes principales de esta vitamina son las carnes, granos, nueces, verduras y cerveza.

Nota: Algunos pescados, crustáceos y té negro, pueden contener factores anti-tiamina.

Vitamina B3 (Niacina) 

Ayuda en el desarrollo de la memoria y concentración de niños, así como también en el combate del estrés. La niacina se puede encontrar en la carne, productos de trigo, productos de harina blanca enriquecidos, levadura fermentada y legumbres.

La vitamina B6 (piridoxina)

Es una de las vitaminas de gran importancia para el sistema nervioso central, ya que ayuda en la producción de neurotransmisores, los cuales son vitales para su funcionamiento. Las principales fuentes son el hígado, carne roja, granos enteros, maíz, papas y vegetales.

Vitamina B12 (cianocobalamina)

De acuerdo con algunos nutricionistas esta vitamina guarda una relación directa con las deficiencias cerebrales y en el proceso degenerativo del cerebro, enfermedad que puede afectar principalmente a las funciones cognitivas del sistema nervioso periférico, tales como el movimiento. Los alimentos para mejorar la memoria con esta vitamina son la leche en polvo, los productos lácteos y huevos.

Fisetina

Esta sustancia tiene la capacidad de desencadenar el proceso llamado “potenciación a largo plazo“, el cual permite un fácil almacenamiento de los recuerdos en el cerebro y ayuda a establecer conexiones más fuertes entre las neuronas. La podemos encontrar en las frutas rojas (sobre todo en las fresas), tomates, cebollas, manzanas, melocotones, uvas y kiwi.

Omega 3

Es uno de los ácidos grasos esenciales y que forman parte de la estructura de nuestra materia gris en el cerebro. También es un gran promotor de la comunicación entre las células nerviosas, manteniéndolas ligeras y funcionales. Además monitorea el estado de ánimo cerebral, la memoria y la concentración. Los alimentos para mejorar la memoria con omega 3 son los pescados como el atún, el salmón, la caballa y el arenque.

También te recomendamos leer:  Alimentos buenos para la piel - Nutrientes que la benefician

Los carbohidratos complejos

Debido a que son de lenta digestión, los carbohidratos complejos proporcionan contantemente energía al cerebro, aumentando nuestra capacidad de concentración. Las principales fuentes de hidratos de carbono complejos son el arroz (preferentemente el integral), el pan, las barras de cereales y la fruta.

La cafeína

Según una encuesta realizada en Inglaterra  la cafeína tiene la capacidad de mejorar nuestra capacidad de memoria y concentración, así como también de reducir los errores cometidos durante el trabajo. Se debe consumir regularmente hasta cuatro tazas de café al día (200ml) para que aumente tu capacidad de atención, concentración y formación de la memoria. Según este estudio el consumo de una dosis de café provoca un mínimo aumento en la capacidad de atención, pero si lo consumimos con más regularidad se crea las condiciones favorables para una memoria consolidada, sin embargo no debemos excedernos de cuatro tasas ya que los efectos producidos por la cafeína pueden causar un efecto adverso al deseado. Buenas fuentes de cafeína son el café, el té negro y el chocolate oscuro.