Orégano: Beneficios y propiedades de este maravilloso condimento

El orégano cuyo nombre científico es Origanum vulgare, es una planta que forma parte de la familia Lamiáceas. La parte más utilizada de esta planta como condimento son las brácteas de la inflorescencia, que puede ser usada frescas o secas.  Este es un condimento muy utilizado alrededor el mundo, debido a que aporta un toque de dulzura a las comidas. Lo más sorprendente es que  son muchos los beneficios del orégano para la salud.

propiedades y beneficios del oregano

Si bien, esta planta se utiliza en pequeñas cantidades, puede proveernos de nutrientes muy importantes para la salud. Uno de los nutrientes que se puede destacar en la vitamina k, ya que en una cucharadita podemos encontrar cerca del 8% de nuestras necesidades diarias.

Si hablamos de estudios científicos, se puede mencionar que esta planta ha sido ampliamente estudiada debido a su capacidad para combatir las bacterias, sus propiedades anticancerigenas, su alto contenido en antioxidantes, entre otros. Sigue leyendo este artículo y aprende sobre los beneficios del orégano basados en ciertas evidencias científicas.

Para qué sirve el orégano según la medicina tradicional

El orégano se utiliza oralmente en la medicina tradicional para:

  • Infecciones del tracto respiratorio como la gripe y el resfriado común.
  • Afecciones respiratorias como el asma, alergias, bronquitis y sinusitis.
  • Trastornos gastrointestinales como la dispepsia y los parásitos intestinales.
  • Dismenorrea.
  • Trastornos del tracto urinario.
  • Dolores de cabeza.
  • Artritis reumatoide.
  • Diabetes.
  • Afecciones cardíacas y la hiperlipidemia.

El aceite de orégano se usa tópicamente para:

  • Acné.
  • Pie de atleta.
  • Caspa.
  • Picaduras de insectos.
  • Aftas.
  • Enfermedad de las encías.
  • Dolor de muelas.
  • Psoriasis.
  • Dolor muscular y articular.

¿Cuáles son los beneficios del orégano según estudios?

Es muy rico en antioxidantes

Uno de los beneficios del orégano es que posee compuestos antioxidantes que combaten el daño ocasionado por los radicales libres y el estrés oxidativo en el cuerpo. Los radicales libres son compuestos que han sido relacionados con un gran número de enfermedades crónicas como el cáncer y los problemas cardíacos.

Un estudio hecho en Grecia por la Universidad de Aristóteles, señaló como el orégano es rico en antioxidantes como el tocoferol.1

Por su parte, la revista “Food Chemistry”, publicó un estudio en el 2014, donde se dio a conocer que el aceite esencial de esta planta tiene una gran cantidad de carvacrol, sustancia con una gran capacidad antioxidante.2

El aceite de orégano también contiene timol, un compuesto que previene el daño ocasionado por los radicales libres.3

Sin lugar a dudas, el orégano como parte de una dieta rica variada y rica en antioxidantes, pueden ayudarte a prevenir un gran número de enfermedades.

Propiedades antibacterianas y antifungicas

El Carvacol y el timol son dos fitoquímicos presentes en el orégano que han demostrado tener una gran capacidad antimicrobiana. Una investigación publicada por la “Journal of Agricultural and Food Chemistry”, demostró que el aceite esencial de orégano fue capaz de matar a 41 cepas de Listeria monocytogenes, bacterias que se transmiten por los alimentos.4

Una investigación que ganó el premio de las Naciones Unidas en el año 2008,  destaco las propiedades antibacterianas del aceite esencial de orégano del Himalaya. Según los  investigadores, este producto pudo matar a las bacterias conocidas como SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina). Esta es una bacteria que desarrolla una resistencia a los antibióticos comunes.5

Un estudio probeta también ha señalado que el aceite esencial de orégano es capaz de inhibir el crecimiento de bacterias como la Echerichia Coli y la Pseudomonas Aeruginosa.6

Por su parte, la revista “Microbial Ecology in Health and Disease”,  puso a prueba el efecto de los aceites esenciales de orégano, tomillo y salvia, contra la Echerichia Coli, Klebsiella Oxytoca y Klebsiella Pneumoniae. El resultado fue que este aceite tuvo una gran eficacia para combatir las bacterias, superada únicamente por el aceite de tomillo.7

También existe una fuerte evidencia que señala como el aceite esencial de esta planta puede ser útil para combatir ciertas especies de Candida.8

Sin embargo, aún se necesitan de nuevos estudios para determinar la real capacidad antibacteriana del orégano en humanos.

Puede tener propiedades anticancerígenas

Este es uno de los beneficios del orégano que se debe a su alto contenido en antioxidantes, compuestos que previenen el daño ocasionado por los radicales libres y la aparición de enfermedades muy graves como el cáncer.

Un estudio probeta hecho por la revista “Nutrition and Cáncer”, puso a prueba el efecto del extracto de orégano en células de cáncer de colon humano. El resultado fue que el extracto hecho de esta planta, pudo detener el crecimiento de las células cancerosas e incluso las elimino.9

Algunas investigaciones también han señalado como el Carvacrol, compuesto del orégano, puede llegar a suprimir el crecimiento y la diseminación de las células de cáncer de colon. Según los investigadores, el carvacrol es un compuesto con un gran potencial terapéutico para prevenir y tratar el cáncer de colon.10

La revista “PLoS ONE” publico un estudio en el año 2013, donde se sugirió que esta planta tiene una gran capacidad anticancerígena. Los investigadores señalaron que la Origanum majorana, puede usarse para prevenir e incluso tratar el cáncer de mama, ya que ralentiza o previene su progresión.11

En estos estudios se utilizaron altas cantidades de esta hierba y sus compuestos en tubos de ensayo. Es por esta razón que aún se necesitan de más estudios en humanos, con dosis habituales para determinar sus efectos.

Ayuda a reducir las infecciones virales

Existen estudios en tubos de ensayo que señalan como uno de los beneficios  del orégano, es tener compuestos capaces de combatir los virus. Esto se debe a que el carvacrol y timol, presentes en el orégano, han mostrado tener una poderosa capacidad antiviral.

Un estudio publicado por la “Journal of Aplied Microbiology”, señalo que el carvacrol del aceite esencial de orégano, puede combatir el virus Norovirus Murino. Este es un virus que puede provocar una serie de problemas digestivos como las náuseas, diarreas y dolor de estómago.12

La revista “Planta Médica” en el año 2002, también publicó un estudio, donde se señaló como el timol y el carvacrol llego a desactivar hasta en un 90% al virus que provoca el herpes simple en tubos de ensayo.13

A pesar de que estos estudios tienen resultado muy prometedores, aún se necesita de nuevas investigaciones hechas en humanos para conocer el efecto de esta planta en las infecciones virales.

Tiene propiedades antiinflamatorias

La inflamación es una respuesta natural del sistema inmune a la presencia de ciertas enfermedades o lesiones. Sin embargo, cuando la inflamación es crónica puede contribuir al desarrollo de enfermedades como la diabetes, problemas cardíacos y enfermedades autoinmunes.

La capacidad de esta planta para reducir la inflamación, se debe a que uno de los beneficios del orégano es tener un alto contenido en antioxidantes. Estos compuestos neutralizan el efecto de los radicales libres y a la vez reducen la inflamación.

Según la “Journal of Medicinal Food”, el carvacrol es un poderoso antiinflamatorio después de probar su efecto en ratones con hinchazón en sus patas.14

Esto parece ser confirmado por un estudio publicado por la revista “Mediators of Inflammation”, donde se pudo observar como la combinación de aceite esencial de tomillo y orégano, fue capaz de reducir los marcadores inflamatorios en ratones que sufrían de colitis o colón inflamado.15

Como utilizar el orégano

El orégano se puede comprar seco o fresco en cualquier tienda de comestibles. Solo ten en cuenta que una cucharadita de orégano seco equivale a una cucharada de orégano fresco. Este condimento se puede utilizar  de las siguientes maneras:

  • En salsas para pasta y pizzas.
  • Se puede espolvorear en el pollo y la carne para mejorar su sabor.
  • Puede usarse para marinar.
  • Se puede agregar fresco a las ensaladas.

Este condimento se debe utilizar al final de la cocción para aprovechar al máximo su sabor y solo se debe usar en pequeñas cantidades para evitar que amargue tu comida.

Riesgos

El consumo de orégano puede causar la aparición de problemas estomacales. Si eres alérgico a cualquier planta que pertenece a la familia Lamiaceae, como la lavanda, albahaca, menta, entre otros, debes tener especial precaución con su consumo, ya que puede provocar una reacción alérgica en tu cuerpo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.