Sign In

Remember Me

Beneficios del omega 3 para la salud

El omega 3 forma parte de los ácidos grasos poliinsaturados, los cuales solo se pueden obtener mediante el consumo de alimentos, ya que nuestro cuerpo es incapaz de producirlo por sí solo. Este ácido es esencial ya que cumplen importantes funciones en nuestro organismo. En este articulo trataremos sobre los beneficios del omega 3.

Beneficios del omega 3

Todo sobre los beneficios del omega 3.

Ha sido demostrado científicamente que el consumo en grandes cantidades de Omega 3 nos ayuda a aumentar el tiempo en que se coagula la sangre, un hecho que explica la razón por la cual comunidades que consumen este ácido graso en abundancia, tienen una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

También se considera que uno de los beneficios del omega 3, es ser considerada como una fuente de energía en nuestros cuerpos, ya que se ha demostrado que presentan moléculas de gran actividad. Asimismo puede actuar como factores de transcripción que regulan la síntesis de proteínas, jugar un papel importante en la señalización celular y actuar como componentes de la membrana regulando la fluidez, la permeabilidad, y la dinámica de las membranas celulares.

Los ácidos grasos Omega-3, como el ácido alfa-linolénico (ALA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), se han asociado de manera beneficiosa con una amplia gama de enfermedades que incluyen el cáncer, las enfermedades cardíacas, la artritis reumatoide, el asma, el lupus, el alcoholismo, la agudeza visual, las enfermedades renales, las enfermedades respiratorias, las dermatitis, la psoriasis, la fibrosis quística, la esquizofrenia, la depresión, los problemas neurológicos y el desarrollo del cerebro, la malaria, la esclerosis múltiple y la migraña.

De hecho, es difícil encontrar un desorden humano, donde los ácidos grasos omega-3 no hayan sido probados. Sin embargo entre los beneficios del omega 3 podemos destacar:

  • Ayuda a mantener los niveles saludables de colesterol y triglicéridos
  • Previene la formación de coágulos en las arterias
  • Ayuda a protegernos de ataques cardíacos, derrames cerebrales, apoplejías y anginas de pecho
  • Ayuda a regular la presión arterial
  • Regulariza el ritmo cardíaco
  • Ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer de colon, próstata y de mamas.
  • Posee una acción anti-inflamatoria, ya que ayuda a aliviar el dolor en caso de padecer artritis reumatoidea y otras enfermedades.
También te recomendamos leer:  Alimentos con grasas saludables

Combate el cáncer

Un número de estudios epidemiológicos y en animales han informado del papel potencial de los ácidos grasos omega-3 en la prevención y en el tratamiento de los cánceres.

Por ejemplo, en la población japonesa, cuya dieta tradicional incluye mucho pescado, la incidencia de ciertos tipos de cáncer como el cáncer de mama ha aumentado junto con un consumo más “occidentalizado” de los alimentos y del estilo de vida.

Desde que se hizo esta observación, varios estudios han encontrado que uno de los beneficios del omega 3 es reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama, de próstata, de colon y de riñones. Sin embargo, sigue siendo objeto de la investigación en curso, si este efecto es mediado por los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA o bien por los derivados eicosanoides y docosanoides de dichos ácidos.

La investigación también ha sugerido que el DHA ejerce efectos antiproliferativos en las células cancerosas, y que puede trabajar en sinergia con los fármacos quimioterápicos, mientras que algunos estudios han sugerido que para algunas localizaciones, los suplementos de omega-3 podrían aumentar la eficacia del tratamiento actual al incrementar la muerte de las células tumorales (apoptosis) y prolongar la supervivencia de los pacientes.

Se ha sugerido también que el DHA contrarresta los efectos secundarios adversos tales como el recuento sanguíneo bajo y la desnutrición – lo que podría permitir intensificar o prolongar un tratamiento si fuera necesario.

Un estudio publicado en Experimental Cell Research en el año 2010, señaló que uno de los beneficios del omega 3 es ser tóxico para las células cancerígenas, el DHA puede proteger al tejido nervioso sano a través de la regulación a la baja de las protectinas, que puede ser de particular interés en el tratamiento de cánceres del sistema nervioso como el neuroblastoma y el meduloblastoma – dos tipos de cáncer infantil, con resultados terapéuticos pobres.

“En este caso, el DHA puede funcionar tanto como una espada o un escudo, lo cual sería de gran utilidad ya que el tratamiento del meduloblastoma en especial induce un deterioro cognitivo a menudo severo a largo plazo”, escribieron los investigadores.

Función cerebral

Algunos estudios recientes han indicado que el DHA también puede proporcionar protección contra las lesiones traumáticas del cerebro al reducir la inflamación neuronal e incrementar los mediadores anti-apoptóticos.

También te recomendamos leer:  Alimentos con grasas buenas

Existe cada vez más, una mayor conciencia del riesgo de una lesión cerebral en el deporte profesional a consecuencia de lesiones por contusiones en la cabeza. Se ha estimado recientemente que existen del orden de 3,9 millones de conmociones cerebrales ya sean deportivas o recreativas anualmente en los EE.UU. y la investigación en los últimos años ha indicado que los efectos de las repetidas conmociones cerebrales relacionadas con el deporte pueden ser de mucho mayor alcance de lo que se pensaba anteriormente.

Un estudio en jugadores de fútbol americano retirados que informaron de una historia de tres o más conmociones cerebrales previas, indico que estas personas eran del orden de tres veces más propensas a ser diagnosticadas de depresión, mientras que otro estudio encontró que los jugadores de fútbol americano retirados tienen un riesgo mayor para los casos leves de deterioro cognitivo, que pueden ser un precursor de la enfermedad de Alzheimer.

Un trabajo reciente de Julian Bailes y James Mills, de la Facultad de Medicina de West Virginia, EE.UU. ha demostrado los efectos protectores de DHA en lesiones cerebrales inducidas controladas en laboratorio.

Se ha encontrado que la suplementación con DHA reduce la producción de la proteína precursora del amiloide (APP) después de una lesión traumática del cerebro, y también reduce los niveles de CD-68 y caspasa 3 que son biomarcadores de la inflamación neuronal y de la muerte celular.

“Cuando el nivel de suplementación fue de 40 mg/kg/día, entonces los niveles de APP fueron similares a una falsa lesión. Estos datos preclínicos sugieren que la investigación clínica futura debería determinar si la suplementación profiláctica de DHA podría ser utilizada para proteger contra los efectos de la lesión cerebral traumática.

Otras ventajas

Además de demostrar ser prometedores en el trauma cerebral y para los pacientes con cáncer, entre los beneficios del omega 3 podemos destacar su prometedor accionar en muchas otras áreas de la salud, como el ser capaz de impulsar al sistema inmunológico y la reducción de la pérdida de masa muscular degenerativa.

Una reciente investigación publicada en la revista Pediatrics, informó que las madres que tomaron 400 miligramos de un suplemento que contenía DHA tuvieron bebés que superaron los resfriados más rápido que los bebés con madres que no tomaron DHA.

También te recomendamos leer:  Alimentos con Omega 3 y su importancia para estar saludables

Los recién nacidos del estudio fueron examinados al primer, tercer y sexto mes de edad, y a sus madres se les preguntó si, en las últimas dos semanas, los niños tenían síntomas como congestión, flemas, vómitos y erupciones cutáneas y cuánto tiempo duraron los síntomas.

Aunque ambos grupos tuvieron un número similar de enfermedades, los bebés cuyas madres habían tomado DHA tuvieron muchos síntomas reducidos de la enfermedad.

“En un mes, el grupo suplementado con DHA experimentó un 26%, un 15%, y un 30% de duración más corta de la tos, las flemas y las sibilancias, respectivamente, aunque presentó una duración del 22% más en la erupción”, dijeron los investigadores.

Los suplementos diarios de ácidos grasos omega-3 pueden aumentar también la producción de la proteína muscular en las personas mayores, y por lo tanto reducir el riesgo de pérdida de masa muscular degenerativa.

Un estudio publicado a principios de 2.011  informó que cuatro gramos por día de ácidos grasos omega-3 durante ocho semanas aumentaron la tasa de síntesis de proteínas musculares, y se asociaron con un mayor suministro de aminoácidos y de insulina.

Fuentes

Este acido graso ha sido añadido a ciertos alimentos funcionales (alimentos elaborados para cumplir una función específica como mejorar la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades) y no funcionales. A continuación mencionaremos algunos de ellos

OMEGA-3

Fuentes de Omega 3

Pescados de agua fría:

  • Atún
  • Caballa
  • Sardinas
  • Salmón
  • Trucha
  • Mejillones
  • Ostras

También se encuentra en alimentos vegetales como:

  • Verdolaga
  • Lechuga
  • Soja
  • Espinaca
  • Fresas
  • Pepino
  • Coles de Bruselas
  • Coles
  • Piña
  • Almendras
  • Nueces

Aunque los ácidos grasos omega 3 se encuentran en estos alimentos, muchas veces se toman en forma de suplemento alimenticio, pero actualmente tienden a consumirse en exceso, sobre todo por su inclusión en productos de comida elaborada. Aunque se ha demostrado que consumirlo en exceso no conlleva ningún tipo de riesgo, muchos de los alimentos con omega 3 también poseen otras sustancias que si se consumen en exceso pueden dañar al organismo.

El consumo moderado de Omega 3 es seguro para la gran mayoría de personas, esto incluye a las mujeres embarazadas y en periodos de lactancia.