Sign In

Remember Me

Beneficios de los hongos y su funcionamento en nuestra salud

En la actualidad existen varias especies de setas (parte consumible del hongo) y cada una de ellas es rica en diversas sustancias muy valiosas para el organismo, incluso se conoce que uno de los beneficios de los hongos es poder prevenir enfermedades graves como el cáncer.

En este artículo y con la ayuda de estudios hechos por expertos en la materia conoceremos los principales beneficios de los hongos y te señalaremos que tipo de ayuda te puede ofrecer este alimento altamente nutritivo.

Beneficios de los hongos

Beneficios de los hongos

Lo cierto es que no existe una cantidad recomendada de setas a consumir, pero algunos expertos señalan que se puede consumir alrededor de 250 a 300 gramos a la semana junto a una dieta equilibrada. Actualmente no se conoce algún problema de salud que esté vinculado al consumo de hongos, sin embargo si eres una persona alérgica puede causarte irritación, si es tu caso te recomendaría consultar a tu médico antes de consumirlo.

¿Cuales son los beneficios de los hongos en nuestro cuerpo?

El hongo y el cáncer

Algunos  estudios preliminares sobre los beneficios de los hongos demostraron que existe una relación directa entre el hongo y el tratamiento de cáncer. Esto se debe principalmente a su alto contenido en beta-glucanos especialmente en uno llamado lentinan, una sustancia que estimula el funcionamiento del sistema inmunológico y en especial a aquellas células que se les denomina como las asesinas naturales de las células cancerosas.

Se conoce que otro de los beneficios de los hongos es que gracias a las propiedades de esta sustancia, se puede utilizar para ayudar en el tratamiento de pacientes que son portadores de VIH. Después de todo, la función de los beta-glucanos es la de mejorar el sistema inmunológico. Sin embargo para poder hacer una afirmación de esta magnitud se necesitan estudios más contundentes y detallados, pero no me sorprendería que muy pronto aparezcan.

También te recomendamos leer:  Beneficios de la moringa el arbol de la vida

El hongo que posee mayores grandes cantidades de beta-glucanos es el hongo del sol y hongo de la almendra. Sin embargo, también se puede encontrar en el champiñón de Paris, el shitake y otros. Se debe destacar que su consumo no debe reemplazar de ninguna manera a un tratamiento convencional, como la cirugía y la quimioterapia.

Acción antimicrobiana

Existen algunos hongos que se caracterizan por su actividad antimicrobiana y por lo tanto ayudan en el combate microorganismos que son nocivos para el organismo. Esto se debe a que en su ambiente natural los hongos requieren de compuestos antibacterianos y antivirales para poder sobrevivir.

En la actualidad existen algunos estudios que muestran signos de mejora en pacientes portadores de VIH después de consumirlos. En estos estudios se pudo observar como el pleurotus tenía una mayor actividad antimicrobiana debido a su contenido en pleurotina. Otros hongos que tienen una actividad similar son el shitake, el funghi y setas de oro.

Antioxidantes

Existen algunos hongos que se caracterizan por su actividad antioxidante, en palabras más simples son capaces de eliminar los radicales libres del cuerpo. Esto es muy positivo para combatir diversas enfermedades como el cáncer, la artritis, la cirrosis hepática, la arteriosclerosis, y la lucha contra el envejecimiento.

Los  hongos tienen capacidad antioxidante debido a su contenido de vitaminas A y C, beta-caroteno, terpenos, compuestos fenólicos y otras sustancias. En este apartado haremos especial mención a los champiñones de París, hongos de portobello, shitake, hiratake y champiñones.

Reduce el colesterol

En un estudio hecho sobre los beneficios de los hongos en ratas de laboratorio se mostró como los animales pudieron reducir sus niveles de colesterol en un 27% después de consumir los polisacáridos de los hongos del sol, “Pese a esto su mecanismo aún sigue siendo desconocido” dijo el encargado de esta investigación.

Se piensa que la sustancia que podría contribuir en este hecho es la vitamina B3 presente en algunos hongos como el shimeji y Oudemansiella Canarii, una sustancia conocida por ayudar a reducir los niveles de colesterol malo (LDL). Otra posibilidad es que estos hongos sean ricos en fibras que reducen los niveles de LDL. Existen Algunas setas como el shitake que tienen la eritadeina, una sustancia conocida por ser un gran reductor de los niveles de colesterol.

También te recomendamos leer:  Beneficios de la linaza en el cabello

La lucha contra la diabetes

Uno de los beneficios de los hongos es que tiene propiedades hipoglucemicas (reducen el azúcar en la sangre), debido a su contenido en fibras, polisacáridos y otros compuestos presentes en la comida.

Los beta-glucanos que tienen los hongos también se les conoce por tener un efecto positivo en pacientes que sufren de diabetes, ya que según estudios realizados en ratones se demostro que los niveles de glucosa en la sangre de estos animales se redujeron después de consumir el hongo del sol, una rica fuente de beta-glucanos.

Ayuda a combatir enfermedades en la tiroides

Estudios demuestran que existen ciertos tipos de hongos que poseen compuestos que actúan directamente sobre el metabolismo, controlando el funcionamiento de algunas hormonas secretadas por la tiroides, esto lo convierte en un alimento que especial interés para aquellos que sufren de enfermedades que afectan a la tiroides como el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.

Son ricos en ácido fólico

No podemos olvidar el ácido fólico es otro de los beneficios de los hongos, como el shiitake, esto es de especial interés ya que  una deficiencia de esta sustancia puede causar enfermedades cardiovasculares, cáncer, trastornos mentales como el Alzheimer y dar lugar a deformación en el nacimiento y congénitas. Este nutriente es esencial para las mujeres embarazadas, ya que su consumo ayuda a prevenir defectos de nacimiento neurológicos. Además, de esto un estudio hecho por la Universidad de California, demostró que tomar suplementos de ácido fólico durante el embarazo ayuda a reducir las posibilidades de que el bebé nazca con autismo.