Sign In

Remember Me

Beneficios de la lactancia materna y todo los que aporta en el bebe

Desde el momento en que se confirma el embarazo, no existe ningún tema más importante para la madre que el cuidado del bebe. Ellas dedican todo su ser a hacer todo lo posible para que el bebe no sufra de infecciones o alergias. Afortunadamente no existe mejor cuidado para el niño que rendirse a los beneficios de la lactancia materna, ya que aquellos que reciben la leche materna como su único alimento durante los primeros seis meses de vida tienen una mayor resistencia a enfermedades, infecciones, alergias y complicaciones más simples como los cólicos y el estrés.

beneficios de la lactancia materna

Uno de los beneficios de la lactancia materna es que estrecha los lazos madre a hijo

Todo sobre los beneficios de la lactancia materna

Si quieres conocer los beneficios de la lactancia materna estas en el lugar adecuado ya que a continuación te diremos cuales son y su importancia para el desarrollo del bebe.

Ayuda a fortalecer su inmunidad

La leche producida por la madre es importante para que los infantes tengan un sistema inmune saludable. Esto es gracias a su contenido en células que promueven la inmunidad y que ayudan al desarrollo de factores anti-infecciosos cuya función es la de proteger el cuerpo del recién nacido. Según se conoce por información de distintos pediatras, durante los primeros seis meses es muy común ver infecciones en los oídos del bebe y que en condiciones normales pueden ser evitados cuando los niños son amamantados.

Fortalece lazos maternos

El contacto producido entre el bebe y la madre es uno de los beneficios de la lactancia materna debido a que gracias a este acto se reducen los niveles de estrés de la madre, pero esto no es todo ya que el bebé tiene un sentimiento de seguridad y paz, evitando que este sea propenso al llanto y la angustia.

Ayuda a que él bebe tenga una buena digestión

La leche materna es una rica fuente de enzimas necesarias para la digestión del niño, por otro lado, la Leche de vaca o artificial tiene componentes que son ajenos al bebé, esto puede causar que el infante sufra de alergias intestinales y una deficiencia de hierro.

Los niños que solo se amamantan pueden incluso no defecar  durante un lapso de ocho días, esto es precisamente porque su cuerpo aprovecha cada uno de los componentes de la leche materna, sin la necesidad de evacuación.

Reduce el riesgo de alergias

Según un estudio realizado por la “European Respiratory Journal”, se descubrió que aquellos niños que eran alimentados solamente con leche materna durante los primeros seis meses eran menos propensos a desarrollar asma durante la infancia, esto también incluía a sus síntomas como la respiración sibilante y la excesiva producción de flema.

Esto no es todo ya que múltiples estudios realizados por diferentes universidades de Estados Unidos, demostraron que aquellos niños que había sido amamantados durante al menos cuatro meses tenían un sistema respiratoria en perfectas condiciones a comparación con aquellos que no. Esto se debe a que durante la lactancia él bebe hace un esfuerzo para succionar la leche, desarrollando sus pulmones y fortaleciendo su cuerpo contra las alergias.

Otros estudios hechos por otros organismos mostraron como las alergias se formaban durante el primer año de vida y que casi siempre se le asociaba con las proteínas presente en la leche de vaca. Si piensas darle leche de vaca a tu bebe piénsalo dos veces ya que está asociada a males como la irritación y el desarrollo de dermatitis, rinitis, sinusitis, bronquitis asmática y amigdalitis en él bebe.

Ayuda a prevenir cólicos

Esta es una de los grandes beneficios de la lactancia materna ya que gracias a este alimento se previene que él bebe sufra de cólicos, los cuales son causados por las proteínas que posee en su composición. La leche materna posee globulina una proteína de fácil digestión mientras que la leche de vaca posee caseína caracterizada por no ser fácilmente digerible.

Gracias a la globulina la leche materna no pasa por el proceso de fermentación durante su digestión, esto disminuye la presencia de gases y evita los calambres. Los cólicos también pueden ser producido por al aire absorbido mientras los bebes ingieren la leche, la cual es mucho mayor en un biberón.

Ayuda en la prevención de enfermedades futuras

El uso de un biberón puede interferir con la saciedad del bebe ya que la leche ingresa directamente a la garganta del bebé, esto produce que el niño tenga la necesidad de comer más de lo necesario, teniendo una predisposición mayor a la acumulación de grasa. Esto puede ocurrir incluso cuando se le alimenta con leche materna en una botella.

Pero esto no es todo ya que la cantidad de magnesio, sodio, potasio y proteínas que posee la leche es mucho mayor a la presente en la leche materna, esto puede causar una sobrecarga en el sistema niño, provocando bruscos cambios en el proceso digestivo, favoreciendo a que enfermedades como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y enfermedad celíaca se produzcan cuando estos crezcan.

Combate la anemia

Esto se debe a que el hierro que poseen otros tipos de leche no son suficientes para abastecer al bebé sin la suplementación necesaria y que junto al exceso de calcio que poseen otras leches, sustancia que inhibe la absorción del hierro, causa una disminución de este mineral en el cuerpo del bebé, ayudando a favorecer la anemia por deficiencia de hierro.

También se conoce que la presencia de hierro en la leche materna disminuye con el tiempo debido a un proceso natural para preparar al bebé para que sea alimentado. Una vez cumplido los seis meses, es necesario introducir alimentos ricos en hierro en la dieta de los niños.

Ayuda en el desarrollo cognitivo

Diversos estudios sobre los beneficios de la lactancia materna descubrieron que aquellos que fueron amamantados con leche materna tuvieron un desarrollo más rápido del cerebro, promoviendo su vocabulario y razonamiento. Esto se debe a que la leche materna está compuesta por ácidos grasos poliinsaturados, las cuales son responsables de la formación de las neuronas en el infante y que promueven la sinapsis nerviosa.

En los dos primeros años de vida nuestro cerebro se desarrolla aproximadamente en un 80%, es por este motivo que es importante el consumo de esta grasa en la leche materna. Eso si también debemos hacer especial hincapié en la alimentación de la madre ya que si esta tiene una dieta rica en pescado como el salmón y la caballa, el niño podrá conseguir más grasa poliinsaturada a través de la madre facilitando así su desarrollo cognitivo.

Desarrolla el arco dental

El movimiento que desarrolla él bebe durante la lactancia materna es importante para estimular el desarrollo craneal y de los huesos, esto incluye a los dientes. La lactancia también es un gran ejercicio para que él bebe desarrolle los músculos de la boca y la cara, que en el futuro se reflejaran en un mejor desempeño para respirar, hablar, masticar y tragar.

Ayuda en el crecimiento de bebes prematuros

Un bebe cuando nace prematuramente tiene un sistema digestivo débil por lo tanto es más propenso de sufrir alergias, en esta época los bebes necesitaran de todos los beneficios de la lactancia materna así como sus nutrientes para poder desarrollar mejor todos sus órganos ya que son más inmaduros de lo que deberían.