Alimentos para la hipertensión y consejos importantes a tener en cuenta

Una de las principales causas de muerte a nivel mundial es la enfermedad cardíaca, mientras que la apoplejía es la segunda causa. Estas son enfermedades que están muy asociadas con la hipertensión o presión arterial alta. Es por esta razón que combatir la hipertensión a tiempo es muy importante. Pero no todo son malas noticias, ya que este problema puede ser revertido naturalmente mediante un cambio de estilo de vida y el consumo de alimentos para la hipertensión.

alimentos para la hipertension

Si bien esta enfermedad está relacionada con los malos hábitos dietéticos y un mal estilo de vida, son muchas las personas las que confían únicamente en la medicación para tratar la hipertensión. Sin embargo, los medicamentos utilizados para esta enfermedad muchas veces pueden causar efectos secundarios, como la confusión, mareos, visión borrosa y cansancio. Así que antes de empezar a usar la medicina convencional, puedes intentar usar los siguientes alimentos para la hipertensión, pero siempre siguiendo las indicaciones de tu médico.

¿Qué es la hipertensión y cuáles son sus síntomas?

Si bien llega a ser de lo más normal tener cambios en la presión arterial al momento de realizar ejercicio o en los momentos estresante de tu vida, la hipertensión es un mal que llega a producir un aumento crónico de la presión en las arterias. Esto a su vez aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, apoplejías, diabetes y otras condiciones.

Las causas de esta enfermedad pueden ser complejas, pero generalmente se vinculan con el estilo de vida y la dieta. Un ejemplo es que las dietas altas en sodio aumentan el riesgo de sufrir hipertensión. La hipertensión también puede ser ocasionada por otras enfermedades como la diabetes, la obesidad, la enfermedad renal crónica, el tabaquismo y una vida sedentaria.

Esta enfermedad es considerada como un asesino silencioso debido a la ausencia de síntomas. Es por esta razón que muchas veces los que padecen de este mal no llegan a enterarse hasta que un doctor se los diagnostica y en el peor de los casos por graves complicaciones.

El problema es que si esta enfermedad no se detecta a tiempo puede desencadenar una crisis hipertensiva, la cual produce síntomas graves, como un dolor de cabeza severo, sangrado nasal, dificultad para respirar, ansiedad, pérdida del conocimiento y ataque cardíaco. Aquí radica la importancia de realizarse constantemente una medición de la presión arterial.

Alimentos para la hipertensión

Si sufres o eres propenso a padecer de hipertensión entonces no te desanimes, ya que existen formas naturales para reducir la presión arterial y esto incluye el consumo de los siguientes alimentos:

Jugo de Granada

El jugo de granada natural es uno de los zumos más saludables del planeta. No es de extrañar que uno de los beneficios del jugo de granada sea tener la capacidad para reducir la hipertensión. Esto es lo que se señala en varias investigaciones, tanto a corto como a largo plazo. Incluso existen estudios que han comprobado que puede reducir la presión arterial en pacientes con diabetes, diálisis renal y enfermedad de las arterias. (1)

Jugo de remolacha

El jugo de remolacha tiene una amplia variedad de beneficios en la medicina popular, que van desde mejorar el deseo sexual hasta desintoxicar la sangre. Pero esto no es todo, ya que este zumo ha sido ampliamente investigado por ser uno de los alimentos para la hipertensión, ya que se ha observado su capacidad hipotensora (reductora de la presión arterial).

Son muchos los estudios con resultados positivos los que señalan que el jugo de remolacha puede reducir significativamente la presión arterial sistólica y diastólica. Una investigación en particular señalo que el jugo de remolacha tuvo un mayor efecto hipotensor, a comparación con la remolacha cocida. (2)

Aceite de Oliva

El aceite de oliva es uno de los alimentos básicos más saludables que puede existir. Este aceite es muy utilizado en la Dieta Mediterránea, régimen alimenticio que ha sido asociado con el aumento de la esperanza de vida. Esto se debe a que este aceite posee una alta cantidad de antioxidantes, los cuales son muy conocidos para combatir múltiples males, como la hipertensión.

Una revisión hecha en España, en el año 2015, encontró evidencia que señala que el uso del aceite de oliva virgen pudo ayudar a reducir el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. Esto llega a sugerir su importancia para la salud general del corazón. (3)

Chocolate negro

Esto puede resultar siendo sorprendente para muchos, y esto no es de extrañar, ya que este alimento por lo general se combina con una gran cantidad de azúcar. Sin embargo, el chocolate negro cuando no se combina con altas cantidades de azúcar, puede ser muy beneficioso para la salud de tu corazón.

Algunos estudios señalan que el consumo adecuado de chocolate negro puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir de hipertensión. (4) Sin embargo, estos beneficios se pueden notar únicamente en aquellos chocolates negros con un alto contenido en flavonoides. Siendo los chocolates más adecuados y saludables, aquellos de origen orgánico y que presenten un alto porcentaje de cacao, de preferencia con un 80% de cacao.

Semilla de Lino

Este es uno de los alimentos para la hipertensión debido principalmente a su alto contenido en omega-3. Si hablamos de estudios, podemos mencionar uno en particular que señalo su capacidad para reducir la presión arterial en pacientes que sufren de arteriopatía periférica. (5) Esta es una afección en la cual se forman depósitos de grasa y se acumula calcio en las paredes de las arterias. Otra investigación en particular señalo que las semillas de lino pudieron ayudar a normalizar la hipertensión cuando se consumió regularmente por 12 semanas. (6)

Té de hibisco

El te de hibisco es una bebida de sabor agrio muy rico en antioxidantes. Esta bebida ha sido muy estudiada por su capacidad para reducir la hipertensión. Algunos estudios han descubierto que el consumo de este te puede disminuir la presión arterial, incluso en pacientes que sufren de diabetes.  (7) (8) (9)

Sin embargo, debemos señalar la existencia de algunos riesgos menores con el consumo de este té, aunque su consumo generalmente se considera como seguro. Uno de los problemas es que las altas dosis de este té pueden interferir con algunas funciones hepáticas. Además, al tener resultados muy efectivos para reducir la presión arterial, no se aconseja en mujeres embarazadas, lactantes y pacientes que toman ciertos medicamentos.

Otros alimentos para la hipertensión

  • Espinacas: Esta es uno de los alimentos para la hipertensión debido a su rico en antioxidantes.
  • Cilantro: Una investigación hecha en el 2009, pudo observar como el consumo de cilantro tuvo efectos hipotensivos.
  • Pistachos: Los frutos secos como el pistacho parecen tener un efecto positivo para combatir la hipertensión, incluso en personas que sufren de colesterol alto.
  • Apio: Este vegetal también puede considerarse como unos de los alimentos para la hipertensión. Un estudio en particular señalo que el apio cocido tiene un mayor potencial para tratar la hipertensión a comparación con el crudo.
  • Tomates: Esta baya es un vegetal muy popular alrededor del mundo y es muy rico en licopenos. Este es un nutriente que ha demostrado ser capaz de reducir la presión arterial alta.
  • Patatas moradas: El color de esta patata es una prueba de su alto contenido de antocianinas, además de poseer antioxidantes que pueden ayudar a personas que sufren de hipertensión.

Consejos a seguir en tu dieta para la presión arterial alta

Si sufres de presión arterial entonces es necesario ajustar tu estilo de vida y llevar un régimen alimenticio adecuado. Sin embargo, te debemos remarcar que una vida sedentaria contribuye con la hipertensión. Es por esta razón que debes introducir la actividad física en tu rutina para hacer una gran diferencia en tu salud y presión arterial.  Algunos consejos a tener en cuenta sobre tu alimentación son:

  • Evita el alcohol, ya que su consumo puede contribuir con este mal.
  • Reduce el consumo de sodio.
  • Evita el consumo de productos procesados.
  • Consume alimentos ricos en potasio como las espinacas, col rizada, aguacates y lácteos orgánicos sin azúcar. Este es un mineral que ayuda a excretar el exceso de sodio.
  • Es necesario consumir de dos a cuatro porciones de frutas al día.
  • Un 20 a 30% de las calorías que se consume deben provenir de las proteínas magras, como la carne de animales alimentados con pasto, salmón silvestre y huevos.
  • Es importante aportar fibra a tu dieta.
  • De un 25 a 35% de su dieta debe incluir grasas saludables. Estas se pueden obtener de las nueces, semillas, aceite de oliva extra virgen y aceite de coco virgen.
  • Es necesario beber al menos 64 onzas de agua al día.
  • Reemplaza el consumo de granos refinados por granos integrales.

¿Son buenos los lácteos para la hipertensión?

En cuanto a los productos lácteos, particularmente pienso que no es recomendable, a pesar de existir entidades que recomiendan el consumo de productos lácteos bajos en grasa. Esto se debe a que los lácteos bajos en grasa pueden tener altos niveles de azúcar y su consumo está asociada con la obesidad y la diabetes.

Una buena opción es el consumo de la leche de cabra y oveja que sean alimentadas con pasto, ya que son más fáciles de digerir. Si no encuentras estos productos, entonces la leche de coco y la leche de almendras son alternativas que puedes encontrar con mayor facilidad. En caso de no querer prescindir de la leche de vaca, entonces busca consumir una leche orgánica y que provenga de vacas Jersey o Guernsey.

Precauciones con la presión arterial alta

Siempre debes tener en cuenta que cualquier cambio en tu dieta para afectar tu presión arterial debe ser consultado con tu médico. De igual manera, en caso de usar medicamentos para controlar la hipertensión debes estar en constante contacto con tu médico para evitar que tu presión arterial baje demasiado.

Referencias

  1. https://draxe.com/foods-that-lower-blood-pressure/
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27278926
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26148920
  4. https://www.journalagent.com/tkd/pdfs/TKDA_43_2_199_207.pdf
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24777981
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25740909
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20018807
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23725524
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25875025

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.