Alimentos para dieta blanda, como consumirlos y que productos evitar

De seguro en algún momento de tu vida, haz oído hablar sobre la dieta blanda, tal vez porque la necesitas, la has necesitado o tienes un familiar cercano que ha tenido que recurrir a ella. Los alimentos para dieta blanda, por lo general se utilizan como un método terapéutico, la cual debe ser indicada por los médicos. Este régimen alimenticio se lleva con el fin de que el sistema digestivo trabaje menos y se recupere de alguna condición médica.

Alimentos para dieta blanda

La dieta blanda ha sido diseñada para las personas que se están recuperando de patologías como: Colitis, gastroenteritis, ulceras, vómitos y diarrea, estomago sensible o alguna intervención quirúrgica. Esta dieta se realiza antes de la reintroducción a la dieta regular, después de haber estado en ayunas, ya sea por una enfermedad o cirugía.

Si bien, muchas veces los médicos te indican que debes seguir esta forma de alimentación, a veces no te especifican cuáles son los alimentos para dieta blanda, ni como consumirlos. Es por esta razón  que en este artículo conocerás más sobre los alimentos que se puede consumir en la dieta blanda.

Características de la dieta blanda

Primero que todo, te debo aclarar que cuando se hace referencia a una dieta blanda, no se refieren a que sea fácil de masticar sino que sea fácil de digerir. Es por eso que también se le conoce como “dieta de protección gástrica”.

Los alimentos para dieta blanda no deben contener ningún tipo de ingrediente irritante, las grasas deben ser consumidas de forma moderada, deben estimular una baja secreción de jugos gástricos, y a la vez deben ser lo más completos posible.

¿Cuáles son los alimentos para dieta blanda?

La dieta blanda debe incluir alimentos que sean de fácil digestión. Por ello es esencial que no posean mucha fibra, ya que puede hacer que el tracto gastrointestinal trabaje de más y por un tiempo prolongado. También se debe evitar consumir comidas pesadas, ya que hacen que el aparato digestivo trabaje duro y evita su recuperación. A continuación se muestran los alimentos para dieta blanda que debes consumir si necesitas recurrir a esta clase de alimentación.

Cereales y féculas

Si bien los cereales integrales son más sanos, también son más difíciles de digerir. En su lugar, incluye cereales refinados, como la pasta, el arroz blanco, el pan blanco, la avena cocida, entre otros. La patata al vapor o hervida también sirve en la dieta blanda. Los cereales que consumas deben estar cocinados y no debes guisarlos.

Pescados y carnes

También puedes consumir las carnes blancas como la del pavo o el pollo. De preferencia, elije aquellos cortes magros y sin grasa, como la que podemos encontrar en el pecho. Se deben usar métodos de cocción ligera, es decir, a la plancha, al horno o hervido. El pescado también debe cocinarse con estos métodos, ya que las frituras no están recomendadas. Entre las carnes que debes evitar te podemos mencionar el pescado azul, los mariscos, los embutidos, carnes rojas y carnes procesadas.

Los huevos

Si estas con serios problemas en el sistema digestivo, puedes comenzar comiendo sólo la clara y evitando la yema amarilla, para luego introducirla de forma paulatina. La yema esta compuesta de muchas grasas y puede dificultar la digestión. Si se tolera el huevo completo, entonces puedes consumirlo hervido o en tortilla.

Yogurt

Entre los alimentos para dieta blanda podemos mencionar el yogurt natural y algunos derivados de los lácteos naturales. La leche entera no es buena en estos casos, debido a su difícil digestión. Por su parte, la fermentación del yogurt facilita su digestión y te proporciona probióticos que mejoran el funcionamiento del intestino. Solo evita aquellos yogurts comerciales, ya que tiene un alto contenido de azúcar y son altamente procesados.

Verduras

Un gran número de verduras pueden ingerirse como parte de la dieta blanda, siempre y cuando estén cocidas. Si quieres facilitar aún más la digestión de los vegetales, las puedes hacer como un puré. También puedes preparar un caldo hecho con pechuga de pollo y verduras. Sin embargo, no debes usar vegetales crucíferos como la coliflor y el brócoli, y evita el tomate, ya que son de difícil digestión.

Frutas

Las frutas que se pueden consumir como alimentos para dieta blanda son las que no son ácidas. Sin embargo, debes cocinarlas y hacerlas un puré, para facilitar su digestión. La única fruta que puede ser consumida sin ser cocida es el plátano maduro,

Grasas

Algunas personas pueden tolerar pequeñas cantidades de mantequilla o aguacate. Sin embargo, en términos generales, no debes incluir grasas en tu dieta, ya que dificultan la digestión. En caso de que necesites incorporar un poco de grasas, entonces elige el aceite de oliva.

Alimentos que deben evitarse en una dieta blanda

Si debes llevar una dieta blanda, entonces también debes evitar los siguientes alimentos:

  • Cereales integrales.
  • Arroz muy guisado.
  • Salsas muy picantes.
  • Carnes rojas, grasosas y muy fibrosas.
  • Embutidos.
  • Pescados azules y conservas de pescado.
  • Mariscos.
  • Quesos curados.
  • Flan.
  • Leche
  • Chocolate.
  • Frituras en general.
  • Snacks de todo tipo.
  • Condimentos picantes.
  • Aceitunas, cebollitas, pepinillos y otros encurtidos.
  • Productos muy azucarados.
  • Tabaco.
  • Bebidas alcohólicas.

Recomendaciones finales para llevar una dieta blanda adecuada

  • Una recomendación muy importante es que tus alimentos sean preparados con una baja cantidad de grasa.
  • Las carnes deben ser magras.
  • Elige alimentos con poca fibra.
  • El método de cocción que debes utilizar es al vapor, al horno, hervido y en baño de maría, nunca fritos.
  • Lo mejor es disminuir el uso de condimentos en la preparación de tus alimentos.
  • Evita las salsas picantes, ya que pueden irritar la mucosa gastrointestinal.
  • Las verduras deben cocinarse sin semillas y cáscara.
  • Las comidas deben consumirse a temperatura ambiente, de forma lenta y masticando bien.
  • No usar mucha sal.
  • Consumir varias comidas pequeñas al día.

La dieta blanda se puede mantener por unos días y luego ir pasando a la dieta normal, si está en las posibilidades. En caso de que se mantengan las molestias gastrointestinales o no se tolere la dieta normal, se debe consultar al médico.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.