Dieta baja en grasas – ¿Capaz de prevenir la diabetes?

Si bien la dieta es uno de los factores que afecta directamente al riesgo de padecer diabetes, muchos se preguntan si el consumo de grasas debe ser controlado con el fin de prevenir la diabetes. En realidad, los estudios señalan que la ingesta de grasas en la dieta, en general, no es un factor que aumente significativamente este riesgo.

Se sabe que el riesgo de padecer diabetes está directamente influenciado por una gran variedad de factores, incluyendo la alimentación, el peso corporal y los genes. En todo caso, la elección de alimentos en nuestra dieta puede ser un factor que contribuya con la prevención de la diabetes tipo 2.

¿Qué dicen los estudios sobre las grasas en la dieta para prevenir la diabetes?

Se sabe que mantener una dieta alta en calorías vacías es responsable del aumento del peso corporal, la resistencia a la insulina y los desequilibrios en los niveles de azúcar en la sangre, factores que aumentan el riesgo de padecer de diabetes (1).

Si tenemos en cuenta que la grasa es el macronutriente más denso en calorías, entonces se puede concluir que mantener una dieta baja en grasas puede reducir este riesgo. Sin embargo, estudios han demostrado que la calidad en general de la dieta tiene una mayor influencia en la prevención de la diabetes, más no la cantidad de macronutrienes que se consume.

La investigación también demuestra que tener patrones dietéticos ricos en granos refinados, carnes procesadas y azúcar agregada son factores que aumentan el riesgo de diabetes. Por otro lado, mantener una dieta rica en frutas, granos integrales, verduras y grasas saludables, como el aceite de oliva, es importante para evitar el desarrollo de la diabetes (2).

Si bien la calidad de la dieta es importante para reducir el riesgo de la diabetes, los estudios no demuestran un aumento en este riesgo por la ingesta única de grasas.

En el año 2019 se realizó un estudio a 2,139 personas, donde se encontró que la ingesta de grasas, incluyendo las de origen animal y vegetal, no estaba asociada significativamente con el desarrollo de la diabetes. Tampoco existe evidencia sólida que vinculen las dietas altas en colesterol, como los huevos y los lácteos, produzcan un aumento significativo en el riesgo de padecer de diabetes (3).

Conclusión

Desafortunadamente, la mayoría de recomendaciones dietéticas que se suelen encontrar se centran en el menor consumo de macronutrientes únicos, como las grasas o carbohidratos, en lugar de recomendar mantener una dieta de calidad en general.

Es por esta razón que los profesionales que realmente conocen sobre este tema recomiendan centrarse en mejorar la calidad de su dieta en lugar de seguir una dieta muy baja en grasas o muy baja en carbohidratos. Siendo importante para prevenir la diabetes consumir una dieta que sea rica en nutrientes, incluyendo vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, proteínas y grasas saludables. 

About Redacción

Grupo de Redactores encargados de los artículos publicados en la Web AlimentosCon. Somos un grupo de personas que buscan información sobre nutrición y que escogen los mejores artículos para el conocimiento de nuestros Lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si desea utilizar la información proporcionada contacte con [email protected]