Comida enlatada – ¿Peligro para la salud u opción nutritiva?

En los últimos años la comida enlatada ha sido considerada como menos nutritivos que los alimentos frescos o congelados. Incluso se ha afirmado que llega a presentar ingredientes nocivos para la salud. Por otro lado, también existe quien afirma que los enlatados pueden integrarse como parte de una dieta saludable. Sigue leyendo para conocer algunos conceptos importantes acerca de los alimentos enlatados.

comida enlatada

¿Qué es la comida enlatada?

Los alimentos enlatados son aquellos que han sido envasados en un recipiente cerrado herméticamente con el fin de preservar el alimento por un largo período de tiempo.

Una técnica que se desarrolló durante el siglo XVIII con el fin de servir como una fuente de alimentos para los soldados durante la guerra. El enlatado es un proceso que puede variar dependiendo del alimento, pero, generalmente, se realizan siguiendo los siguientes pasos:

  • Los alimentos a enlatar se procesan, incluye el pelado, rebanado, picado, deshuesado, cocido, entre otros.
  • El alimento procesado se introduce en la lata y se sella.
  • Se calientan las latas con el fin de matar las bacterias dañinas.

El proceso descrito permite que los alimentos sean seguros durante varios años. El enlatado generalmente se utiliza para las verduras, frutas, sopas, frijoles, carnes y mariscos.

¿El proceso de enlatado afecta a los niveles de nutrientes?

Es común escuchar que la comida enlatada tiene menos nutrientes que sus variedades frescas o congeladas. Esto llega a tener algo de verdad, pero no es del todo cierto.

De hecho, se puede mencionar que algunos alimentos enlatados pueden conservar la gran mayoría de nutrientes que tienen sus contrapartes frescas. Siendo las proteínas, carbohidratos y grasas, nutrientes que no llegan a ser afectados por este proceso. También se sabe que se logra mantener una parte considerable de minerales y vitaminas liposolubles.

La evidencia científica ha probado que los alimentos ricos en nutrientes llegan a mantener muchas de sus características nutricionales tras el enlatado (12)

Sin embargo, también es una realidad que no todos sus nutrientes se mantienen. Por ejemplo, las vitaminas solubles en agua (C y B) se dañan por el enlatado debido a que es un proceso que involucra altas temperaturas ( 3 , 45 ). Sin embargo, esta perdida también ocurre cuando los alimentos se encuentran al aire libre; llegando a ser difícil que se mantengan estos nutrientes al pasar por nuestros hogares, donde pasan por la cocción y métodos de almacenamiento.

Se sabe que el proceso de enlatado puede reducir ciertas vitaminas, sin embargo, también existen  compuestos saludable que pueden aumentar durante el proceso (6). Un ejemplo son los tomates y el maíz, alimentos que liberan una mayor cantidad de antioxidantes al ser calentados. Esto produce que las variedades enlatadas tengan una mayor proporción de estos antioxidantes (78 )

También se puede mencionar la existencia de un estudio que señalo que aquellas personas que consumieron de 6 a más artículos enlatados a la semana ingirieron cantidades considerables de 17 nutrientes esenciales, a comparación con los que incluyeron solo 2 o menos alimentos enlatados a la semana (9).

Ventajas y desventajas

Asequibles y convenientes

La comida enlatada puede ser una de las formas más prácticas para consumir nutrientes en la dieta. Si a esto le sumamos que la disponibilidad de alimentos frescos en algunos países es escasa, nos encontramos con que el enlatado puede garantizar que las personas sin muchos recursos tengan una amplia variedad de alimentos.

Es un hecho que hoy casi cualquier alimento se encuentra enlatado. No solo es que los alimentos enlatados se pueden almacenar durante varios años, sino que también requieren de una preparación mínima, increíblemente conveniente. También tienden a tener un menor costo que los productos frescos.

El gran problema, las BPA

El BPA o bisfenol-A es un producto químico que comúnmente se utiliza para envasar los alimentos, incluidas las latas. Estudios mencionan que el BPA pueden moverse desde el revestimiento del envase hasta llegar a los alimentos.

Un estudio que llego a analizar a 78 alimentos enlatados encontró BPA en el 90% de estos alimentos. También se ha señalado que el consumo de alimentos enlatados es una de las principales causas de consumo de BPA (1011).

Un estudio dio de consumir 1 porción de sopa enlatada diaria durante 5 días a sus participantes. Al finalizar el estudio encontraron un aumento de más del 1,000% de BPA en la orina (12)

Si bien aún existe una evidencia mixta sobre este compuesto, estudios en humanos señalan que el BPA podría estar relacionado con problemas cardíacos, diabetes tipo 2 y disfunción sexual masculina (1314). Así que si quieres reducir el consumo de este compuesto, mantente alejado de la comida enlatada.

Pueden contener bacterias mortales

Aunque sea un problema extremadamente raro de ver, existe la posibilidad de encontrar bacterias sumamente peligrosas en los alimentos enlatados, como es el caso de la Clostridium botulinum.

El botulismo es una enfermedad que se produce debido al consumo de alimentos contaminados, problema que puede provocar una parálisis e incluso la muerte cuando no es tratada. Un mal que generalmente se produce cuando los alimentos no han sido enlatados adecuadamente, pero comercialmente es raro de ver este problema. Llega a ser recomendable revisar que las latas de los productos adquiridos no estén deterioradas, abolladas, agrietadas o con fugas.

Una preocupación real: Sal, azúcar o conservantes añadidos.

Uno de los factores que llega a ser preocupante para muchos es el uso de ingredientes añadidos, como la sal, el azúcar y conservantes.

La sal es un producto que no tiene que representar un riesgo en cantidades moderadas y en personas sanas, pero aquellas personas que sufren de ciertas condiciones, como la presión arterial alta, deben evitarla.

La azúcar agregada también puede representar problemas para ciertas personas. Si se toma en cuenta que su consumo en exceso ha sido asociado con enfermedades como la obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.

También se puede mencionar que muchos conservantes químicos parecen representar un peligro para la salud (15).

La importancia de elegir enlatados adecuadamente

Es importante leer la lista de ingredientes en la etiqueta de la comida enlatada. Si te preocupa su contenido en sal busca un producto que sea “bajo en sodio» o «sin sal agregada». En el caso de querer una conserva de frutas sin exceso de azúcar, elige aquellos productos enlatados en agua o jugo natural, en lugar del jarabe.

También puede ser de mucha ayuda drenar y enjuagar los alimentos tras abrir la lata para reducir la sal y azúcar añadida. Recuerda que la única manera para conocer si tiene estos ingredientes extras es leer los ingredientes en la etiqueta.

Conclusión

Los alimentos enlatados pueden ser una opción nutritiva si no dispones de alimentos frescos. Sin embargo, debes saber que son una fuente de BPA, posible causante de problemas de salud. Si bien pueden ser parte de una dieta sana, al elegir le producto, debes leer muy bien la etiqueta y saber a lo que te expones.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Si desea utilizar la información proporcionada contacte con [email protected]
Cerrar