Ashwagandha o bufera: Sus beneficios y propiedades medicinales

La Bufera o ashwagandha es una planta de origen indio también conocida como Oroval o ginseng indio. Su nombre científico es Whitania Somnifera y forma parte de la familia de las Solanaceaes. Esta planta ha sido utilizada en la medicina Ayurvedica por casi 3000 años para reducir del estrés y la inflamación. Ademas de mejorar la libido y el bienestar en general. Conozcamos un poco sobre los beneficios de la ashwagandha y sus propiedades medicinales.

beneficios de la ashwagandha o bufera

Esta planta es un arbusto erecto que puede medir hasta 1’5 metros de altura. Su flor es de color verdoso y poco llamativo. Su fruto de la bufera es una baya de color anaranjado del tamaño de un guisante y está envuelta en un cáliz.

Son dos los compuestos activos que podemos destacar de la ashwagandha o bufera y son el glutatión y los withanólidos. El glutatión es conocido por ser un poderoso antioxidante, mientras que los withanólidos, es el responsable de sus propiedades ansiolíticas y antidepresivas.

Para qué sirve la bufera o ashwagandha en la medicina tradicional

La Ashwagandha es una hierba considerada como adaptógena. Siendo una de las plantas más populares de la medicina ayurvédica, ya que ha mostrado una increíble capacidad para reducir el cortisol y equilibrar la producción de hormonas tiroideas. Entre los beneficios de la ashwagandha debemos destacar:

  • Mejora la función tiroidea.
  • Reduce la fatiga suprarrenal
  • Muy útil en casos de ansiedad y depresión
  • Combate el estrés
  • Aumenta la resistencia
  • Previene y ayuda en el tratamiento del cáncer
  • Reduce la degeneración de las células cerebrales
  • Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre
  • Reduce los niveles de colesterol
  • Aumenta la inmunidad

¿Cuáles son los beneficios de la ashwagandha en estudios?

Mejora el funcionamiento de la tiroides

Uno de los beneficios de la bufera es que mejora la salud de la tiroides. Incluso se sabe que las plantas adaptogenas como la ashwagandha puede ayudar a personas que sufren de hipotiroidismo e hipertiroidismo. Si bien los científicos aun no entienden cómo funcionan las plantas adaptógenas, pero se sabe que son muy eficaces para equilibrar las hormonas. Incluso se han hecho estudios en animales que revelan como la ashwagandha tiene un poderoso efecto equilibrante de la tiroides.

En un estudio hecho en ratones se notó como la bufera tiene un efecto estimulante cuando se sufre de tiroides lenta. Además se notó una reducción de la peroxidación lipídica al poder aumentar la eliminación de los radicales libres que causan un daño celular. Este resultado ha hecho concluir a los científicos que esta planta puede ser muy útil para tratar el hipotiroidismo.

Ayuda en el funcionamiento hormonal

Este es otro de los beneficios de la bufera que se debe a su capacidad para mejorar el desempeño de las glándulas suprarrenales. Estas glándulas son las responsables de la liberación de hormonas como la adrenalina y el cortisol en respuesta al estrés.

Cuando las glándulas suprarrenales están sobrecargados debido a un exceso de estrés emocional, físico y mental, puede producir una enfermedad conocida como fatiga suprarrenal. Este mal produce una alteración de nuestras hormonas como la progesterona y otros problemas como la infertilidad y un más rápido envejecimiento.

Estudios médicos han demostrado como la bufera puede equilibrar los niveles de cortisol y mejorar la sensibilidad a la insulina. Un ejemplo es el estudio que se realizó a una mujer de 57 años que sufrías de hiperplasia suprarrenal no clásica. Esta mujer consumió la ashwagandha por seis meses, y vio mejorías en cuatro marcadores hormonales suprarrenales como la corticoosterona y 11-deoxycortisol. Esta mejora estuvo acompañada de una reducción de la caída del cabello.

Mejora el funcionamiento cerebral y evita el Alzheimer

El estrés bien sea emocional, físico o químico puede ser muy perjudicial en nuestro sistema nervioso y el cerebro. Siendo unos de los beneficios de la ashwagandha es aliviar el estrés, depresión y ansiedad. Incluso existen investigaciones que señalan como esta planta puede proteger el cerebro de la degeneración y mejorar los síntomas del Alzheimer.

Se piensa que esta capacidad de la bufera para tratar los problemas que afectan el desempeño del cerebro se deben a que contiene varios antioxidantes. Estos destruyen a los radicales libres que son los causantes del envejecimiento.

Un estudio publicado por la revista “Phytotherapy Research” señala que los antioxidantes naturales ayudan a combatir los radicales libres que son generados durante el inicio y la progresión de esta enfermedad. Sin embargo también se resalto que la Ashwagandha tiene un efecto inhibidor de la peroxidación lipídica más potente.

Una investigación hecha por el Centro Nacional de Investigación Cerebral de Estados Unidos señalo como los ratones con Alzheimer después de consumir un suplemento con bufera por 20 días mejoraban su capacidad de memoria. Esto se debe a que su consumo ocasiono una gran reducción en las placas amiloides, que causaban la degradación del cerebro.

Promueve un mejor estado de ánimo

Como ya mencionamos anteriormente existe evidencia de que la bufera es muy efectivo para tratar la ansiedad y la depresión. Lo más sorprendente es que existen estudios que muestran como esta planta tiene un efecto muy similar al de los medicamentos farmacéuticos utilizados para este problema como la lorazepam e imipramina y sin efectos secundarios.

Un estudio dio 300 mg de un extracto de ashwagandha y dos píldoras placebo dos veces al día a 87 personas con ansiedad por 12 semanas. El resultado fue que el grupo tratado con ashwagandha tuvo una reducción de la ansiedad, el estrés y la fatiga a comparación con el grupo placebo. Lo mejor de todo es que no existieron reacciones adversas a comparación con los medicamentos antidepresivos y ansiolíticos.

Previene y trata el cáncer

El Instituto Internacional de Medicina Herbal de India señala en uno de sus estudios que el extracto de bufera puede prevenir y tratar el cáncer debido a su poderoso efecto antitumoral. También existen estudios que afirman que el extracto de esta planta puede inhibir la proliferación de células cancerosas.

Un estudio hecho por el Colegio de Farmacia Poona de Bharati Vidyapeeth en India mostro una correlación entre el consumo de la ashwagandha y el aumento de los glóbulos blancos dentro del cuerpo. Esto indica que nuestro sistema inmunológico tiene una mayor capacidad para proteger nuestro cuerpo contra enfermedades y otros invasores dañinos.

Algunos estudios también señalan que puede contrarrestar los efectos de la quimioterapia en especial en lo que se refiere a disminuir el recuento de glóbulos blancos en el cuerpo. Siendo este un problema que puede aumentar el riesgo de sufrir infecciones de otros tipos. Es por esta razón que su consumo puede complementarse con los tratamientos típicos del cáncer.

Otro de los beneficios de la bufera en este aspecto es que tiene la capacidad de evitar el crecimiento de los vasos sanguíneos alrededor de las células cancerosas. Esto evita un mayor crecimiento de los tumores cancerosos.

Aumenta la resistencia

Investigaciones han demostrado como uno de los beneficios de la ahswagandha es aumentar la resistencia mientras se realiza cualquier actividad física. Esto se debe a que su efecto calmante pero que a su vez es energizante. Esto agudiza la función cerebral y reduce el dolor corporal. Asimismo su capacidad para reducir las hormonas del estrés aumenta la concentración, motivación y resistencia.

Un estudio publicado por la “African Journal of Traditional, Complementary and Alternative Medicine” señalo, que las ratas de laboratorio a las que se le administro ashwagandha podían nadar hasta el doble de tiempo en comparación con las que no usaron esta planta. Los investigadores creen que tendría el mismo efecto en los seres humanos debido a su capacidad para equilibrar las hormonas suprarrenales.

Se concluyó mencionando que el extracto de bufera puede reducir el dolor corporal en los músculos y articulaciones, a la vez que mantiene los niveles de energía estables. Es por esta razón que señalaron como un suplemento de bufera puede ser muy prometedor para los atletas o para aquellos que les resulta difícil mantenerse físicamente activos.

Puede reducir los niveles de azúcar

Uno de los beneficios de la bufera es que puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Esto se dio a conocer en un estudio dado a conocer por la revista Phytochemistry, donde se notó como el extracto de las hojas de esta planta pudo aumentar la secreción de insulina. Los investigadores también señalaron que existe una correlación entra uno de los componentes de la bufera llamada witferina A y la actividad antidiabética.

Una investigación hecha por la Revista India de Farmacologia analizo cual era el efecto de la bufera en personas que sufrían de esquizofrenia. Una de sus conclusiones de este estudio fue que los sujetos puestos a prueba tuvieron unos niveles más bajos de azúcar después de utilizar la bufera por cuatro semanas. Esto se reafirma en un estudio publicado por la Revista India de Biología Experimental, donde se notó un efecto muy similar al de algunos medicamentos utilizados para la diabetes.

También se ha demostrado que la bufera puede ayudar a combatir la inflamación crónica y el estrés oxidativo. Estos son dos problemas que pueden amenazar la salud de pacientes con diabetes. Incluso puede causar enfermedades cardíacas, obesidad y cáncer.

Aumenta la libido

Una investigación realizada por el Departamento de Bioquímica de la Universidad Médica CSM dio de consumir suplementos de ashwagandha a 120 hombres infértiles. Por otro lado se utilizó un grupo de prueba con 60 hombres fértiles y se les dio un placebo.

Al finalizar este estudio se concluyó que los pacientes tuvieron una notable reducción del estrés, aumento de los niveles de antioxidantes y una mayor calidad de semen. Lo mejor de todo es que el 14% de las parejas de los pacientes salieron embarazadas.

Curiosamente, la ashwagandha es una planta muy utilizada en la medicina ayurvedica con el fin de aumentar el deseo sexual en mujeres. Incluso se utiliza para calmar el dolor durante el periodo menstrual y fortalecer el útero después de sufrir un aborto involuntario.

Efectos secundarios, advertencias y contraindicaciones de la bufera

El consumo vía oral de bufera es posiblemente segura a corto plazo y existen poca evidencia acerca de su efecto a largo plazo. Es recomendable evitar consumir excesivamente la ashwagandha, ya que puede producir problemas estomacales, diarrea y vómito.

La bufera no se debe usar durante el embarazo, ya que existe cierta evidencia de que la ashwagandha puede causar un aborto involuntario. Tampoco durante la lactancia, ya que no existe información acerca de su uso durante esta etapa.

Evita su consumo si sufres de ulceras estomacales, ya que la ashwagandha puede causar una irritación en el tracto gastrointestinal. Tampoco se recomienda su consumo en caso de sufrir enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, artritis reumatoide, lupus, entre otros. Esto se debe a que la ashwagandha vuelve activo al sistema inmune y puede agravar sus síntomas.

No consuma bufera por al menos 2 semanas antes de pasar por cirugía. Esto se debe a que esta planta puede retardar el desempeño del sistema nervioso. Es por esta razón que se piensa que puede aumentar los efectos de la anestesia y otros medicamentos durante y después de la cirugía.

Interacciones

Una de las posibles interacciones que puede tener la ashwagandha es con los medicamentos para reducir el azúcar en la sangre. Esto se debe a que esta planta también puede reducir el azúcar en sangre y combinado con el efecto del medicamento puede causar una excesiva disminución. Es por esta razón que si tienes diabetes debes consultar con tu médico para que te de las recomendaciones del caso.

Otras de las interacciones de la ashwagandha es con los medicamentos para tratar la presión arterial. Esto se debe a que esta planta reduce la presión y junto con el medicamento podría causar una marcada disminución.

Debes evitar su uso, si usas medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico, fármacos que producen somnolencia, medicamentos sedantes y tabletas de hormonas para la tiroides.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.