Alimentos buenos para el cerebro y que aumentan la memoria

Tener un cerebro saludable significa poder pensar con más claridad, concentrarse mejor y trabajar con más eficacia. Sin embargo, hoy en día, nuestra vida  se ha vuelto muy ajetreada y con mucha llegando a agotarnos. Si a esto le sumamos, una dieta pobre y llena de comida chatarra, nos encontramos con una situación muy adversa para el funcionamiento del cerebro. Todo lo contrario ocurre si tienes una dieta rica en alimentos buenos para el cerebro, horas de ejercicio, tiempo de relajo y una dieta saludable.

alimentos buenos para el cerebro

La alimentación tiene un efecto directo sobre el organismo y esto incluye nuestro cerebro. El problema viene cuando nos vemos expuestos a una gran cantidad de alimentos procesados y refinados. Si a esto le agregamos que nuestras labores cotidianas llegan a estresarnos hasta el punto de optar por comida chatarra en lugar de los alimentos frescos y naturales, ya que son fáciles de consumir. Todos estos factores pueden tener un efecto muy negativo sobre la función cerebral.

Se sabe que los azúcares y productos refinados (presente en alimentos procesados) reducen el flujo sanguíneo que va al cerebro y aumenta la inflamación celular. Esto a largo plazo puede producir enfermedades degenerativas como el Parkinson, el Alzheimer y la Demencia Senil.

Después de escuchar todo esto, no es de extrañar que sean múltiples las investigaciones que han demostrado como una mala alimentación, la obesidad y el estrés crónico llega a reducir el hipocampo del cerebro. Esta es la parte del cerebro que está encargada de la memoria, el aprendizaje y la producción de las glándulas endocrinas del cerebro.

¿Cuáles son los alimentos buenos para el Cerebro?

Si bien una dieta llena de comida procesada puede afectar tu función cognitiva, ocurre todo lo contrario cuando se tiene una dieta balanceada y se consume alimentos buenos para el cerebro. Esto se debe a que una dieta sana llena de frutas y verduras, nos suministra vitaminas, minerales y otros nutrientes que benefician a nuestro cerebro.

A continuación mencionaremos algunos de los alimentos buenos para el cerebro que debes agregar a tu dieta:

Bayas

Las Bayas, como los arándanos y las moras, tienen compuestos que ayudan a proteger el cerebro del estrés oxidativo y de las toxinas. Los arándanos, por ejemplo, tienen un alto contenido de vitaminas y agentes antioxidantes, como la vitamina C, que ayuda a reducir el estrés oxidativo ocasionado por los radicales libres, en el cerebro.

Las bayas también son ricas en antocianinas, compuesto que goza de propiedades antioxidantes y antiinflamatorios. Por último, se puede mencionar que tiene altos niveles de ácido gálico, componente muy conocido por proteger nuestros cerebros de la degeneración y el estrés.

Salmon

El salmón es uno de los alimentos buenos para el cerebro, debido a su alto contenido en Omega 3, especialmente en un tipo de ácido graso poliinsaturado conocido como ácido docosahexaenoico o DHA. El DHA tiene un rol muy importante en el funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro.

Las Ostras, por su parte, tienen un gran contenido de zinc, mineral que ayuda a un correcto funcionamiento del sistema inmunológico y que está presente en todas las células, incluyendo las neuronas. Entre las funciones del zinc también se puede señalar que mejora la comunicación del hipocampo, combate el cansancio mental y aporta energía.  Las almejas son una fuente de vitamina B12, zinc y hierro. Estos ayudan a mantener el cerebro enfocado, y promueven una mejor  memoria.

Sin embargo, los animales marinos pueden tener un alto nivel de mercurio, así que asegúrate  de no exagerar con su consumo. De preferencia, elige aquellas variedades silvestres y de ser posible, elige un salmón que provenga de Alaska. En este lugar se puede conseguir las variedades de salmón salvaje más sanas del planeta

Las Nueces.

Las nueces en general poseen un alto contenido en DHA, un tipo de omega 3 que mejora la función cognitiva del cerebro. Incluso se sabe que aproximadamente el 30% de nuestra materia gris, está compuesto por DHA. Pero esto no es todo, ya que las nueces también son ricas en antioxidantes que protegen nuestro cerebro y otras partes del cuerpo del estrés oxidativo. La vitamina E, por ejemplo, ayuda a prevenir el deterioro cognitivo y la demencia senil.

Remolacha

El color morado de la remolacha se debe a su alto contenido en antocianinas, compuesto que puede protegernos contra las enfermedades cardiovasculares y promover una mejor oxigenación y flujo de nutrientes al cerebro. Esto mejora el rendimiento mental y aumenta la capacidad cerebral. Incluso se puede decir que la Remolacha es uno de los alimentos que debes consumir para prevenir el Alzheimer.

Aceite de coco

El aceite de coco es uno de los alimentos más intrigantes del planeta, ya que cuenta con muchos beneficios para la salud. Lo mejor de todo, es que también es considerado como uno de los alimentos buenos para el cerebro. Se piensa que su capacidad para mejorar la función cerebral, se debe a sus propiedades antiinflamatorias. Algunos expertos también afirman que nuestro cuerpo utiliza el aceite de coco, como una productora de energía para el cerebro, esto evitaría la aparición de problemas cognitivos causados por la vejez.

Aguacates

Según una revisión publicada por  la revista “Nature Reviews Neuroscience” en julio del 2008, el consumo de ciertos nutrientes, como los que están en el aguacate, puede mejorar la memoria y la concentración.

El aguacate tiene la capacidad de reducir las probabilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares. Esto se debe a que son ricos en grasa Monoinsaturada, que contribuyen a un adecuado flujo sanguíneo, ya que reducen el colesterol LDL o malo, mientras que aumentan el colesterol  bueno. Esto evitaría el endurecimiento de los vasos sanguíneos y por consecuencia previene los accidentes cerebrovasculares.

Los aguacates también son ricas en colina, un precursor de la acetilcolina. Este es un neurotransmisor que ayuda a controlar la función nerviosa y de la memoria.  Como si fuera poco, los nutrientes como el potasio, triptófano, ácido fólico y Omega-3, ayudan a combatir la inflamación en el cerebro.

Chocolate

El chocolate negro es un alimento que ayuda a mejorar el rendimiento cognitivo del cerebro. No es de extrañar, que este dulce saludable sea considerado como un Antidepresivo natural, ya que libera endorfinas y serotoninas. Asimismo se sabe que el cacao, presente en el chocolate, tiene propiedades antinflamatorias. Esto reduce el riesgo de sufrir afecciones en el cerebro.

Sin embargo, esto no significa que debes consumir cualquier tipo de chocolate que encuentres en los supermercados, ya que son altamente procesados. La regla para consumir un chocolate sano, es buscar aquellos que tengan al menos un 70% de cacao y sean menos procesado. Recuerda que mientras más oscuro es el chocolate, más saludable te resultará.

Yemas de Huevo

Las yemas de huevo también son una fuente de colina, un precursor de la Aceticolina. Este es un neurotransmisor que regula la función cognitiva del cerebro. La “American Journal of Clinical Nutrition” publico un estudio, donde se mencionó como unos bajos niveles de colina puede contribuir con el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, como el deterioro cognitivo y el Alzheimer.  Por lo tanto, la colina que se encuentra en alimentos como los huevos, beneficia mucho a nuestra memoria y salud cerebral.

Las yemas de huevo también es una fuente de vitamina B12, nutriente que tiene la función de mantener sanas las neuronas. La Vitamina B5, presente en el huevo, también es esencial para mantener una adecuada función cerebral, aumentar la capacidad mental y reducir el cansancio.

Si eres de las personas que evitan el consumo de huevos enteros debido al colesterol que poseen, debes saber que existen estudios que demuestran, que el consumo de huevos no aumenta los niveles de colesterol malo, en adultos sanos.

Conclusión

Como hemos visto puedes mejorar la salud de tu sistema nervioso con una dieta balanceada, donde se incluya alimentos buenos para el cerebro. Sin embargo, esto debe combinarse con otras actividades como las siguientes:

  • Hacer ejercicio: La actividad física elimina las toxinas, el estrés y libera endorfinas.
  • Dormir las horas completas.Esto contribuye a estar todo el día de buen humor.
  • Practicar técnicas de relajación.
  • Realizar respiraciones profundas.
  • Rodearse de personas amadas y edificantes.
  • Evitar las personas y emociones toxicas.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.