Sign In

Remember Me

Beneficios de la vitamina C y todo acerca de este nutriente

Los beneficios de la Vitamina C se puede obtener fácilmente a través de una dieta equilibrada o incluso a través de suplementos vitamínicos. Este nutriente es esencial ya que carecer de ella puede provocar una enfermedad mortal conocida como escorbuto, entre sus síntomas se pueden observar la hinchazón, dolor en las articulaciones, sangrado de las encías y  llagas que no cicatrizan.

En primer lugar debemos destacar que contar con una alimentación rica en vitaminas ayuda a que nuestro organismo funcione correctamente y cuando se habla específicamente de los beneficios de la vitamina C podemos resaltar que ayuda a combatir la inmunidad baja, el envejecimiento de la piel y enfermedades cardiovasculares y que afectan a los ojos.

beneficios de la vitamina C

Si quieres disfrutar todos los beneficios de la vitamina C, la puedes encontrar en las frutas y verduras

Según la información proporcionada por nutricionistas se resalta que uno de los beneficios de la vitamina C es que ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos y en la regulación de los niveles de colesterol. Las principales fuentes de esta vitamina son los cítricos como las frutas (naranja, limón y piña), hortalizas en general, el perejil, frutas de la pasión, bayas, tomates, entre otros.

Todo sobre los beneficios de la vitamina C

A continuación te daremos a conocer razones para que incluyas estos alimentos en tu alimentación diaria, así como algunos consejos para el cuidado y las combinaciones necesarias para utilizar mejor este nutriente:

Reduce los síntomas de los resfriados y la gripe

Si hablamos de un resfriado común, esta vitamina junto a la vitamina A puede ser de mucha ayuda pero no puede funcionar como una cura. Sin embargo, existen estudios donde se afirma que la ingesta de alimentos con esta vitamina en caso de resfriados y gripe reduce el riesgo de desarrollar neumonía e infecciones pulmonares. Este nutriente también ayuda a reducir los síntomas y la duración total de esta enfermedad.

También te recomendamos leer:  Razones por las cuales se debe consumir vitamina d para los huesos

Una de las personas que destacaron a los beneficios de la vitamina C fue el premio Nobel Linus Pauling, el cual dijo que el consumo de altas dosis de esta vitamina combate el frío y la gripe. Desde ese entonces el tema se ha vuelto una controversia. Asimismo debemos destacar que la vitamina C es un nutriente que, junto con muchos otros, es esencial para un sistema inmunológico saludable.

Es eficaz contra el estrés

Un estudio ha demostrado que la vitamina C es muy beneficiosa para aquellas personas que padecen de un sistema inmunitario débil causado por el estrés, un mal muy común en tiempos actuales. En este estudio se puso a prueba a 120 individuos durante periodos de estrés tales como hablar en público y en problemas de matemáticas difíciles de resolver.

Este estudio dio como resultado que los principales signos de estrés, tales como los altos niveles de la hormona cortisol y la presión arterial eran significativamente mayores en los individuos que no ingirieron esta vitamina. Por el contrario aquellos participantes que recibieron vitamina C se sintieron más relajados.

Esto se debe a que esta vitamina detiene la secreción de cortisol,  el encargado de transmitir el estrés a todas las partes del cuerpo. Otro de los beneficios de la vitamina C es mejorar el estado de ánimo, debido a que estimula la producción de triptófano, precursora de la serotonina responsable del bienestar y la buena voluntad.

Evita el envejecimiento de la piel

Este es otro de los beneficios de la vitamina C a destacar ya que según un estudio hecho por la American Journal of Clinical Nutrition donde se examinó la relación de la ingesta de nutrientes y el envejecimiento en la piel en 4,025 mujeres de entre 40 a 74 años. En este estudio se descubrió que una mayor ingesta de vitamina C está asociada con menos arrugas y piel seca.

Según este estudio el ácido ascórbico presente en la vitamina C, se caracteriza por ser un excelente antioxidante, que combate a los radicales libres y previene el envejecimiento de la piel, y tienen un efecto aclarador sobre la piel. La vitamina C se puede encontrar en productos fabricados como las cremas hidratantes, protector solar y otros. También se puede ingerir mediante cápsulas, jalea o batidos.

También te recomendamos leer:  Alimentos ricos en piridoxina o vitamina b6, su importancia y fuentes

Aumenta la absorción de hierro

Este nutriente tiene la capacidad de aumentar la absorción de hierro, que se obtiene de los  alimentos vegetales como las verduras y frijoles, haciéndolo un gran preventivo de la anemia. Debido a su capacidad antioxidante otro de los beneficios de la vitamina C es que puede modificar la estructura química de este mineral, facilitando su absorción por el cuerpo. Se recomienda ingerir 90 mg en hombres y 75 mg para mujeres, los cuales son fácilmente obtenidos mediante una alimentación balanceada. A continuación te daremos la cantidad de vitamina c que proporciona los siguientes alimentos:

  • Una gran rebanada de piña = 115,9 mg;
  • Una acerola = 164,3 mg;
  • Un chayote = 74,4 mg,
  • Una papaya = 142,6 mg;
  • Una naranja grande = 135,8 mg

Previene enfermedades de los ojos

Según un estudio realizado en Usa por el Institutos Nacionales de Salud, se descubrió que  si consumes ciertas vitaminas y minerales en conjunto todos los días, ayuda en la prevención de la pérdida de visión relacionada con la edad. Este cóctel de nutrientes que debes consumir mediante la alimentación son la vitamina C (500 mg), vitamina E (400 IU), beta-caroteno (15 mg), zinc (80 mg) y cobre (2 mg).

Disminuye el crecimiento tumoral

Un estudio publicado por la revista American Journal Proceedings en Estados Unidos donde se examinó los efectos de la vitamina C en los tumores cancerígeno, descubrió que esta vitamina  desempeñar un papel clave para reducir el tamaño de estos. Este estudio descubrió que cuando se ingiere altas dosis de esta vitamina tiene un efecto pro-oxidación, totalmente diferente a su capacidad antioxidante. Este descubrimiento planteo la hipótesis de que el efecto pro-oxidante puede generar radicales libres y peróxido de hidrógeno, lo que llevaría a la eliminación de las células tumorales.

Reduce el riesgo de accidente cerebrovascular

Las personas que tienen mayores concentraciones de vitamina C en la sangre tienen un menor riesgo de sufrir accidentes cerebrovascular (ACV), según un estudio publicado por la American Journal of Clinical Nutrition. En este estudio se analizó a pacientes con grandes reservas de esta vitamina, las cuales tenían un riesgo menor de hasta el 42% de padecer ACV a comparación de aquellos que tenían bajas concentraciones de este nutriente en el cuerpo. Las razones aún son desconocidas, sin embargo los investigadores afirmaban que los individuos que consumen continuamente frutas y verduras tenían mayores concentraciones de esta vitamina.

También te recomendamos leer:  Alimentos con vitamina D y calcio para promover unos huesos fuertes

Suplementos de vitamina C

Consumir suplementos de vitamina C es como cualquier otra droga, razón por la cual es necesario consultar con un especialista antes de empezar a ingerir estos suplementos vitamínicos. Es muy común encontrar deficiencias de esta vitamina en mujeres embarazadas y en fumadores debido a que necesitan una mayor cantidad de vitaminas antioxidantes para combatir los radicales libres causados por el tabaquismo.

Sin embargo, incluso en estos casos, no siempre es necesario recurrir a suplementos, ya que con una alimentación balanceada podemos conseguir cubrir las necesidades diarias de esta vitamina (según muchos estudios oscilan en los 1000 mg al día), sin tener que llegar a excesos. El abuso de este nutriente puede causar diarrea osmótica, trastornos gastrointestinales, aumento de la excreción de oxalato (responsable de la formación de cálculos renales) y el aumento de la excreción de ácido úrico.