Evite estos alimentos con la peor grasa para su salud

La presencia de grasas en la dieta puede ser aún un tema controvertido. Aunque algunos hasta hoy creen que todos son malos, lo cierto es que no todos los tipos de grasas son iguales o malos. Por ejemplo, hay grasas buenas (monoinsaturadas, poliinsaturadas, omega 3), que son buenas para la salud y deben incluirse en las comidas. Por otra parte, también hay grasas malas como las grasas saturadas, que ya deben tener su consumo limitado en la dieta. Sin embargo, hoy en día existe el peor tipo de grasa para la salud, las cuales deben evitarse: las grasas hidrogenadas, o las grasas trans. Conoce los alimentos con la peor grasa.

¿Por qué estas grasas son tan malas?

Las grasas trans son económicas, duran mucho tiempo y dan un sabor y textura agradables a los productos. El problema es que también son malos para tu salud.

Esto se debe a que las grasas trans aumentan el colesterol malo (LDL) y reducen el colesterol bueno (HDL). También aumentan la inflamación del cuerpo, relacionada con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, ictus, diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas.

Incluso pequeñas cantidades de grasas trans pueden ser muy malas para la salud: según la Universidad de Harvard, por cada 2% de calorías que provienen de las grasas trans, el riesgo de padecer enfermedades del corazón aumenta un 23%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo de grasas trans sea inferior al 1% de la ingesta calórica total, y que las grasas saturadas y trans sean sustituidas por grasas insaturadas.

5 alimentos con la peor grasa o grasas trans a evitar

Por tanto, es muy importante saber qué alimentos tienen el peor tipo de grasa y evitarlos al máximo. Echa un vistazo a algunos de ellos:

1. Grasa vegetal hidrogenada

Ella es básicamente grasa trans. Antiguamente, la manteca vegetal hidrogenada se vendía en los supermercados en forma de bloques y algunas personas la compraban para hacer alimentos fritos como pastas y patatas fritas.

Actualmente, no se vende de esta forma, sin embargo, puede estar presente en las margarinas. Siempre que compre un producto, no sólo consulte la tabla de nutrición, sino que también lea la lista de ingredientes. Si la manteca vegetal hidrogenada está en la lista, tenga en cuenta que contiene grasas trans.

2. Palomitas de maíz de microondas

De hecho, las palomitas de maíz pueden ser un aperitivo o merienda saludable, siempre que sepas utilizarlas en tu dieta y prepararlas en casa con poco o nada de aceite.

Por otra parte, las palomitas de maíz en el microondas es considerada como uno de los alimentos con la peor grasa porque suelen contener grasas trans. Los fabricantes optan por poner estas grasas en el producto porque pueden soportar altas temperaturas sin degradarse.

3. Comida rápida

Los restaurantes de comida rápida suelen utilizar grasas trans para preparar los alimentos fritos que venden, tales como patatas fritas y pollo frito. Se eligen porque duran más y pueden usarse una y otra vez, lo que es rentable.

El problema es que la reutilización de estas grasas trans lo empeora aún más. Así que, siempre que tengas ganas de comer un plato de comida rápida, opta por hacer una versión casera y más saludable.

4. Productos de panadería

Las tartas preparadas, las bolas de masa rellenas, las galletas rellenas y otros dulces procesados ​​con una consistencia más cremosa suelen tener grasas trans. Por tanto, antes de llevar este producto a casa, lea atentamente la tabla de nutrición y la lista de ingredientes en la etiqueta.

5. Otros alimentos con la peor grasa

En muchos casos, las pizzas congeladas que encontramos en los supermercados tienen grasas trans. Además, los helados masivos industrializados suelen estar basados ​​en grasas trans.

Otro ejemplo son las patatas fritas y los aperitivos que se venden en paquetes que suelen realizarse con grasas trans. De todas formas, no hay salida: los productos industrializados suelen tener grasas trans.

Por tanto, antes de comprar un alimento procesado, compruebe siempre la tabla nutricional y la lista de ingredientes del paquete. Es importante mirar ambos porque en algunos productos las grasas trans no se muestran en la mesa nutricional, sin embargo, su presencia se describe en la lista de ingredientes. 

Fuentes y referencias adicionales
  • Grasas trans, Asociación Americana del Corazón (AHA)
  • La verdad sobre las grasas: lo bueno, lo malo y lo medio, Harvard Health Publishing
  • Guía alimentaria para la población brasileña, Ministerio de Salud
  • Alimentación saludable, Organización Mundial de la Salud (OMS)

¿Te preocupa evitar las grasas trans? ¡Explícanos qué utilizas para sustituir los productos que tienen este tipo de grasa!


Deja un comentario