Sign In

Remember Me

Los prebioticos y probioticos como alimentos funcionales y su importancia

Seguramente has escuchado en la actualidad frases como enriquecidas con omega-3, yogur con probióticos, etc. Pero, ¿qué son los alimentos funcionales y porque se les denomina así? La respuesta a esta pregunta nos proporciona la clave para comprender este reciente y muy creciente segmento en la industria alimentaria.

http://alimentoscon.com/wp-content/uploads/2017/02/prebioticos-y-probioticos-alimentos-funcionales.jpg

¿Por qué un alimento se denomina funcional?

Un alimento es considerado funcional cuando además de proporcionar una variedad de nutrientes, contiene ciertos elementos que con el consumo diario y a la par de una dieta equilibrada puede contribuir a mejorar la salud y el bienestar del cuerpo. Entre los componentes alimentarios funcionales están los probióticos, prebióticos, simbióticos (combinación de prebióticos y probióticos), algunas vitaminas antioxidantes (A y C), algunos ácidos grasos o fitosteroles entre otros.

Probióticos

El término incluye los microorganismos vivos (bacterias o levaduras) que, al ser ingeridos, producen un efecto positivo a nivel intestinal. Se añaden a los alimentos, especialmente a los productos lácteos fermentados (yogures) y en preparaciones farmacéuticas. Los más utilizados son bacterias de los géneros Lactobacillus, Streptococcus, Saccharomyces y Bifidobacterium, sin embargo estos se han visto inmiscuidos en problemas debido a que se consideraba que volvían al estómago flojo, pero como podemos ver en este artículo de 20minutos y tomando como base estudios científicos esto no llega a ser cierto. Entre sus efectos se han referido el favorecer el equilibrio de la microflora intestinal, reduciendo el riesgo de infección y de diarrea asociada a antibióticos o aliviar las manifestaciones de la intolerancia a lactosa.

Prebióticos

Se definen como ingredientes fermentables pero no digeribles de los alimentos que estimulan de manera selectiva  el crecimiento y de la actividad de varias bifidobacterias potencialmente beneficiosas; son casi siempre oligosacáridos. Estimulan el crecimiento de las bacterias intestinales favorables (bifidobacterias y lactobacilos) que compiten con las patógenas, impidiendo la adhesión de estas últimas al epitelio intestinal. Además entre sus efectos beneficiosos unidos (simbióticos) o no a los probióticos parecen ser el evitar o disminuir el estreñimiento funcional.

Beneficios de estos alimentos funcionales

En la actualidad, la administración de probióticos y prebióticos sólo está autorizada en las leches de continuación; hay muchos estudios que se están llevando a cabo investigando los beneficios de los probióticos en los prematuros para reducir el riesgo de las complicaciones intestinales graves (enterocolitis necrotizante).

Los estudios hechos en niños parecen indicar los mayores beneficios de los probióticos está en la prevención de la diarrea asociada a antibióticos (DAA). Se cree que la DAA es debida a la alteración de la microbiota intestinal por el accionar del fármaco en el organismo, favoreciendo en la proliferación de patógenos y reduciendo la capacidad de fermentación del colon. Diversos estudios han demostrado que un uso de diferentes probióticos reduce la incidencia o la duración de la DAA secundaria que está vinculado al uso de antibióticos como la eritromicina, clindamicina o ampicilina, entre otros.

Otros estudios apuntan a los beneficios en el tratamiento de la diarrea aguda por Rotavirus, reduciendo la duración de los síntomas, aunque todavía no hay recomendaciones generales de los expertos en este sentido.

Si bien es cierto que los alimentos funcionales llegan a mejorar nuestro estado de salud, se debe disfrutar de ellos sabiendo que no son la panacea de todas las enfermedades, solo llegan a ser un complemento para una dieta y estilo de vida saludable. Además conviene aclarar que no son la cura ni previenen las enfermedades y que no llegan a ser indispensables, sino útiles para situaciones concretas como en caso de deportistas de élite, personas con alteraciones como la diabetes, obesidad, problemas digestivos y otros.

Por último recuerda siempre consultar con tu médico en casos de querer hacer cualquier cambio en tu dieta y sobre todo si sufres de alguna enfermedad.

Dejar un Comentario

Tu dirección de E-mail no sera publicada. Se requiere los campos marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*