Sign In

Remember Me

Alimentos para la gastritis – Cuales y porque consumirlos

Es muy importante consumir alimentos para la gastritis al momento en que sentimos cierto ardor o dolor persistente en el estómago. Pero este mal no está limitado a estos síntomas ya que también puedes sentir náuseas ya sea con o sin vómitos.

La gastritis es una inflamación de la mucosa presente en nuestro estómago, un mal que afecta a muchas personas, las cuales no tienen otro remedio más que restringir su dieta, ya que cuando sufres de esta enfermedad debes evitar a toda costa los alimentos ácidos y grasos, esto incluye aquellas frutas con cierto grado de acides, el vinagre, el café y sobretodo los alimentos que sean fritos.

Las frutas son uno de los alimentos para la gastritis siempre y cuando no sean acidaz

Las frutas son uno de los alimentos para la gastritis siempre y cuando no sean acidaz

Sin embargo esto no significa que todo lo que veremos en nuestro plato son restricciones ya que existen infinidad de hábitos alimenticios saludables y alimentos para la gastritis que no dañan nuestro sistema digestivo e incluso nos ayudan en la batalla contra esta enfermedad.

Hábitos alimenticios

Para empezar tenemos que cambiar nuestros hábitos alimenticios ya que es uno de los pasos primordiales en nuestra batalla contra esta enfermedad. Primeramente debemos empezar a comer de cuatro a cinco veces al día, sin tener apuros y en pequeñas cantidades para así ayudar a que los alimentos se digieran fácilmente.

Otro consejo es el consumo de galletas de agua o del almidón obtenido del maíz pero siempre cuidando que estas no tengan demasiada grasa. También debemos consumir frutas entre comidas para así evitar que nuestro estómago no tenga que digerir, ya que los jugos gástricos contribuyen a una mayor erosión de las heridas estomacales.

Alimentos para la gastritis

A continuación te diremos 10 alimentos para la gastritis que te ayudan a vivir una vida sin complicaciones:

Menta y romero

Hacer un té de estas hierbas siempre será beneficioso para nuestra digestión ya que tienen la propiedad de ser poderosos calmantes digestivos y a la vez reduce la acidez estomacal, gases y calambres. Para disfrutar de todos sus efectos se debe tomar 30 minutos antes de las comidas.

Frutas no ácidas

Uno de los alimentos para la gastritis a incluir en nuestra dieta son aquellas frutas no ácidas como el plátano, manzana, pera, guayaba y papaya, tendremos la libertad de consumirlas sin restricciones ya que estas no dañan al estómago. También se pueden consumir los jugos hechas a partir de ellas sin ningún temor a agravar nuestra enfermedad, la cantidad a consumir según nutricionistas es de cuatro a cinco porciones al día repartidas entre el desayuno, media mañana, después de almuerzo, lonche y la cena.

Jugo de Aloe Vera

Si conoces al aloe vera debes saber que su jugo ayuda en el tratamiento de muchas enfermedades y heridas, así que no es de extrañar que esta hierba también tenga un poder curativo sobre las heridas del estómago producto de la gastritis. Se debe ingerir unos 50ml del jugo de esta planta con el estómago vacío antes de acostarse todos los días.

Los lactobacilos

La gastritis es capaz de matar las bacterias buenas presentes en el estómago, y sin ellas, nuestras paredes estomacales no serán capaces de recuperarse. Es por este motivo que es muy importante recuperar estas bacterias para ayudar a recuperarnos de este mal, aquí radica la importancia de los lactobacilos ya que ayudan a la recuperación de esas bacterias y se pueden consumir mediante la ingesta de yogur o incluso algunos lo venden hecho polvo.

Biomasa de plátano verde

El plátano verde tiene una sustancia llamada almidón resistente la cual está encargada de alimentar a los lactobacilos y mantenerlos vivos. Generalmente las personas que sufren de gastritis, también presentan bacterias dañinas causando que aquellas bacterias buenas se reduzcan. Al comer la biomasa hecha del plátano verde los lactobacilos se mantienen con vida y ayudan a una más rápida recuperación del tejido.

Para poder preparar la biomasa del plátano verde, se necesita lavar los plátanos verdes, y sin retirar la cascara se debe hervir en una olla a presión con el agua suficiente para cubrir la fruta y por ultimo esperar que este se hierba durante unos 20 minutos, en los cuales ocho de ellos estará puesto en el fuego y el resto solamente a presión. No debes de forzar el escape de la presión así que simplemente debes esperar.

Una vez cocido debemos retirar lentamente la cáscara mientras un procesador se encarga de triturar los plátanos. El consumo de esta pasta debe ser inmediato caso contrario se puede congelar en bolsitas de plástico o cubos donde puede consumirse hasta por cuatro meses, pero para esto se requiere ser reprocesado. Un procedimiento tedioso pero si lo haces tendrás un gran aliado en tu lucha contra la gastritis.

Pescado y pollo bajo en grasa

Mucha gente piensa que debido a la gastritis debe dejar de consumir cualquier tipo de carne debido a la grasa que esta presenta, nada más alejado de la realidad ya que puedes consumir carne de pollo al vapor o a la plancha. También no debemos olvidar que pescados como la merluza poseen bajas cantidades de grasa e inclusive puedes consumir las carnes rojas como la bola de lomo, nalga bovina y el peceto, eso si ninguno de estos puede ser frito.

Jugos verdes

La preparación de un jugo de perejil y col es muy buen para combatir la gastritis debido a su contenido en clorofila, un energizante natural y que tiene zinc y antioxidantes, elementos necesarios para la recuperación del estómago junto a la vitamina C y magnesio. Una manera de preparar este jugo es utilizando estos ingredientes junto a zumos de fruta, agua e incluso semillas de lino germinadas.

Para lograr que las semillas de lino germinen solo debes poner una cucharada en un vaso de agua y dejarlas ahí durante cuatro horas, para posteriormente retirarlas y agregarlas a nuestro saludable jugo verde.

Verduras o verduras salteadas

Se debe consumir las verduras ya sea en el almuerzo o en la cena, pero debes recordar sancocharlas ligeramente y quitarle la cascara debido a que sus hojas pueden ser demasiado duras, motivo por el cual llegan a perturbar las paredes del estómago. Por lo tanto debes evitar el consumo de verduras como la col, col cruda, escarola, lechuga y berros al menos durante el principio del tratamiento.

Sopa de frijol

Existe nutricionistas que recomiendan el consumo de la sopa extraída del frijol, pero sin el grano ya que este puede causar una fermentación en el estómago. Además de esto es fácilmente digerible y se puede aprovechar algunos nutrientes extraídos en el caldo sin tener que cambiar su sabor ya que este no cambia cuando se le separa del grano.